El gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo, Abraham Lincoln

Estas palabras las pronunció el presidente Abraham Lincoln hace ahora justo 160 años. En 1861 los Estados Unidos se hallaban en guerra, el norte contra el sur. El norte industrial y el sur agrícola defendían intereses diferentes. Las guerras siempre son impopulares, y más si el campo de batalla es tu propio país.

Once estados del sur buscaban formar un nuevo país donde la esclavitud formara parte de las relaciones sociales, como desde hacía siglos acontecía. Lincoln, presidente de los Estados Unidos desde el 4 de marzo de 1861 consideraba que la esclavitud era contraría a la dignidad de las personas.

El 26 de marzo de 1865, caía la ciudad de Richmond, el último bastión sureño, la capital de los estados confederados.

La entrada del ejército yankee, la presencia de Abraham Lincoln en las calles de esta ciudad no fue una fiesta. Toda la población había huido, salvo los esclavos negros que esperaban la riqueza en abundancia, la paz y el bienestar como por arte de magia.

No hubo aclamaciones. No comprendían lo que estaba pasado. El desamparo en que se encontraron aquellas pobres personas tras la guerra civil les hizo sentirse desgraciados. Muchos de ellos sintieron que los antiguos amos hubieran desaparecido.

Cinco días después de acabada la guerra Lincoln se dirigió a la nación para unir voluntades, sin humillar al vencido. Con tal de haber salvado la unión de los Estados y haber podido terminar con la esclavitud estaba dispuesto a conceder lo que fuera menester al vencido. Unas horas después era asesinado mientras asistía a una representación teatral.

Luego llegaron al sur los oportunistas de turno para hacer negocio con los escombros de un territorio. Y el resentimiento hacia el norte creció en algunos sectores de la población. Hicieron falta varias décadas para cerrar las cicatrices.

Han pasado 160 años y a pesar de los enormes avances acontecidos en el seno de la sociedad estadounidense, sigue existiendo una parte de la población que considera a los negros como una raza inferior y responsable de todos los males.

Han pasado 160 años y el odio a aquel que tiene un color distinto al tuyo, o no piensa como tú es una realidad.

Lincoln acabada la guerra trató de dar la mano al pueblo vencido. En 1939 el vencedor de una guerra civil, acabada ésta, mostró toda la crueldad que pudo con el vencido.

Hacen falta personas que coloquen en el vértice de sus vidas el servicio al pueblo, a las personas. Lo demás ya lo conocemos, y por desgracia abunda.

Los hay que hablan en nombre del pueblo y se aprovechan del pueblo al negarle una educación, una sanidad y unos servicios públicos de calidad.

Hay, también, afortunadamente los que siguen creyendo en la utopia, los que como Luis Vives dicen que la pobreza no es un bien querido por Dios sino el resultado de la política de los príncipes.

La crisis del pobre es mucho más grave que la crisis del rico

El reloj de la historia cambió el ritmo a finales del siglo XV, cuando los avances en el campo de la navegación permitieron reconocer las costas africanas y americanas a los barcos portugueses primero, y luego españoles, franceses e ingleses.

La llegada América a lo largo del siglo XVI del los conquistadores supuso también el nacimiento del capitalismo mercantil y el oro de estos pueblos nativos sirvió para que los europeos nos enzarzáramos en guerras. Comenzó el pillaje.

Los siglos XVIII y XIX vieron como ese capitalismo se convertía en industrial y el Reino Unido se erigió en el dueño de los mares. Ahora lo que cuenta es batir un récord en la producción si con ello gano más. Esta noción industrial se trasladó al deporte y en esas estamos: hay que batir récords, somos la civilización del récord.

El siglo XX vio como afloraba el capitalismo financiero y con él la posibilidad de ser un perfecto sinvergüenza domiciliándote en un paraíso fiscal o trasfiriendo tu dinero a cuentas opacas. Aquí en España sabemos mucho de esto, incluso algún jefe de Estado es un gran especialista.

Mientras todo ello ha ido aconteciendo nos encontramos en un punto de no retorno. Ya la tierra no da más. La contaminación del aire y el agua son un hecho. La tierra ha perdido su capacidad de regeneración. El sistema está agotado y solo nos quedan los parches, unos parches inservibles. A principios del siglo XX éramos 2.000 millones de personas en el planeta, hoy somos más de 7000 millones. Tres de cada cuatro personas en el mundo vive en el umbral de la pobreza.

Habrá que pensar más en los que más pierden. Habrá que pensar en otro tipo de desarrollo, este modelo está agotado, aunque digamos que no puede ser, que mientras yo viva bien a los otros que les den.

El cambio climático no es una broma. En 20 años la temperatura media de la ciudad de Madrid será la que tiene hoy ciudades del norte de África, es decir 8 grados más. El desierto avanza.

El agua ya es un grave problema y lo será más. Los mares protestan con más intensidad. Las Danas azotan las playas valencianas y los paseos marítimos no duran ni 12 meses. Las lluvias torrenciales acaban con cosechas. El hambre se extiende, mientras que las grandes naciones gastan en armamento millones.

En medio de todo ello la pobreza crece en Europa, en Estados Unidos, en España. El modelo capitalista sabemos que no nos va a sacar de esta espiral, pero preferimos mirar hacia otro lado. Y el que venga detrás que tire.

El problema es que mirando hacia otro lado no se arreglan las cosas. La corrupción es pobreza y España es un país en el que la corrupción forma parte del ADN de muchas personas.

Más pronto que tarde tendremos que plantearnos un desarrollo sostenible. La crisis de las familias pobres es mucho mas grave que la crisis de aquellas familias que tengan medios. El problema está en el que el número de pobres nos hace más que crecer, y los ricos son cada vez más ricos.

Valencia, cauce Del Río Turia. Hoy 23 de marzo de 2021.

El Micalet

Esta torre campanario fue durante muchos años la imagen de la ciudad de Valencia. Sus 50 metros de alta, su estilo gótico, su sombra sobre la ciudad, sus campanas, el barrio religioso donde se encontraba y se encuentra fueron sus señas de identidad.

Antes que la ciudad derribara sus murallas en 1865, esta torre servía de guía a las personas que se acercaban a la ciudad a comerciar. También servía para recordar a los valencianos un pasado esplendoroso cuando Ausias March cantaba las penas del alma.

Los niños de la posguerra nos escapábamos de nuestros barrios y nos íbamos a este puesto, donde en ocasiones se vendía artesanía valenciana, se celebraban bodas y bautizos en los que se lanzaban pequeñas monedas.

Allí había un puesto para las calesas, también varias tiendas donde se vendían objetos para las celebraciones eucarísticas.

La ciudad de la posguerra estaba marcada por el luto de las mujeres, el barrio chino, los pederastas en los cines, el magreo en las concentraciones de fallas, las procesiones, la alegría de los niños con cualquier cosa y el miedo.

Se pasaba hambre. Se emigraba. Los colegios religiosos hacían su agosto.

La gente firmaba con el dedo.

También en una de las paredes de la catedral se jugaba a pelota para desesperación de transeúntes.

La torre se empeñó a construir en 1381 y se acabó eón 1429, datos que nos dan mucha información sobre la realidad de la vida cotidiana y el desarrollo.

Los turistas durante muchos años solían visitar esta torre, ahora es el cauce del río Turia y la Ciudad de las Ciencias lo que atrae, la arquitectura modernista, la invasión de objetos descomunales.

Sin embargo ayer, hoy y mañana esta torre campanario siempre conservara el encanto de aquello que forma parte de nuestra raíces, y que debemos potenciar para poder sentirnos orgullosos de lo hecho pero al mismo tiempo críticos, lúcidos y entusiasmado por lo mucho que queda por hacer.

Del fanatismo a la barbarie hay una tenue frontera

Son tiempos de pedir la supresión o la disminución de los impuestos al tiempo que se piden más hospitales, colegios y ayuda a la dependencia y que aumente la inversión en el campo de la investigación.

Son tiempos en los que los privilegiados no aceptan la democracia salvo que en las urnas ganen.

Son tiempos de agitar banderas para golpear con ellas.

Son tiempos en los que se habla de libertad para borrar de la historia a los hombres y mujeres que lucharon por la democracia, para borrar a los miles de españoles enterrados en fosas comunes desde hace más de 80 años.

El fanatismo forma parte de la historia. Los fanáticos se creen en posesión de la verdad. Ellos son la verdad y fuera de ella no hay salvación.

A mediados del siglo XVIII un pensador francés de Denis Diderot, director de una publicación conocida con el nombre de La Enciclopedia escribió: Del fanatismo a la barbarie hay una tenue frontera.

Al mismo tiempo François Marie Arouet, Voltaire, nos ayudaba a buscar la felicidad aquí y ahora y escribía: Cultivemos nuestro jardín, fertilicemos la tierra en la que vivimos, ella es nuestro mundo.

Solo nos quedan dos opciones o trabajamos en pro del progreso, la justicia, la igualdad y la felicidad, o el fanatismo. Tú decides.

Cross de Castellón: te vas a emocionar cuando veas el listado de llegadas

Buscando un texto me he encontrado con los resultados del XI edición del cross de Castellón que organizaba el club atletismo municipal Castelló hace más de 20 años. El cross de Castellón en el Pinar ha sido, para mí, una carrera muy especial. El lugar, los clubes que acuden de fuera de la CV, el ambiente que reina en cada una de las carreras, la cara de las niñas y niños que vienen a correr por primera vez. La comida en el Pinar, y además, en ocasiones días primaverales.

Os invito a leer los primeros llegados. Gramaje se instaló en Valencia y con el equipo del Minuto logró excelentes resultados.

Pepe Moya fue un excelente corredor de 800 con medallas en los nacionales. Corría también el 400 y el 1500. Trabajó en la empresa de José María Torres.

Roberto García Bermejo fue un gran corredor

Luis Martinez Mendieta ganó un montón de carreras

David Juliá sigue en la brecha 30 años después. Y es uno de los mejores maratonianos de aquí de todos los tiempos

Juan Luis LLop, trabajador incansable, el cross de Castellón y él forman una simbiosis

El médico Rafael Artero

Santiago Quevedo de Canals que trabaja más de 10 horas al día

Diego Sanchez Alcón, qué gran maratoniano y que gran tertuliano.

y podríamos seguir con los Denia, Martínez Nebot, Argamasilla, Ripoll y tantos y tantos más

Y aquí tenemos a los clubes: Minuto, Valencia, CAMC, Teruel, Vall d’Uixò, C.A. Vila-Real, Canelas, C.A. Burriana, Nules, Safor, Baix Maestrat, U.A.C., Algemesí, Saltamontes, C.D. Catarroja, entre otros.

Y ahora el pasado reciente

Seguiremos, seguro, siempre hacia adelante.

Santi López, la fuerza de la voluntad en medio de una pandemia

Si vives en Valencia y vas a las pistas del Río y haces atletismo con asiduidad casi seguro que conoces a Santi. Un personaje de novela, si bien supera la propia ficción de un relato.

Hablar de Santi es hablar de una persona buena, honrada, alegre, generosa, sonriente y educada. Hace años que Santi es corredor, hace años que Santi está enfermo, aquejado de diversas dolencias que le impiden entrenar con regularidad.

Hablar de Santi es hablar de la capacidad para resistir los embates de la vida. Hay muchas personas que conocemos que sufren lesiones y que tardan en volver a correr, o que se lo dejan para siempre. Ayer mismo cuando paseaba por la tarde me encontré con Santiago, un atleta del Trotamons de Benimaclet que lleva tres años sin poder salir a estirar las piernas y que se le han ido ya las ganas de volver. Hace poco hablaba con Elena, la gran corredora de 200 y 400 que se esfuerza cada día por recuperarse. Todos conocemos a alguien que de pronto sufre una enfermedad y deja de estar entre nosotros.

Santi no sufre una dolencia, sino varias. Hablamos como amigo, me cuenta sus visitas a los hospitales, los resultados de los análisis, nos alegramos cuando le salen bien, quedamos de vez en cuando para correr un rato, sonreímos, recordamos amigos, pasamos el rato. Vivimos.

Es por ello que estas líneas van también destinadas para Mar, la gran amiga, la gran luchadora y para todas las mujeres que queréis disfrutar de ese rato maravilloso. Hace dos días Marisa Martínez me decía con esa sonrisa suya que dice tanto: Necesito salir a correr y olvidarme de los problemas.

Es por ello que en medio de tanta sin razón, tanto odio, tanto insulto a la inteligencia, salir a correr con los miles de Santis, Amparos, Marisas, Pepes, Elenas, Mares, Teresas, entre otros, constituye leer una página preciosa de nuestras vidas. Unas vidas, al menos en mi caso ,camino de los 74 años, en las que correr, leer, hablar, escribir y amar me han acompañado desde pequeño. A veces con acierto y otras no.

Gracias Santi, gracias a personas como tú, vale la pena creer en el futuro. Un abrazo y hasta pronto. Hasta siempre.

Juan Antonio Menor, atleta de la ONCE

Foto de Lau Martinez en Xirivella

Juan Antonio Menor Gálvez (1970) es atleta desde hace muchos años. Ha estado en los juegos paralimpicos de Atlanta y también en dos mundiales en Rímini y Tokio, y siempre corriendo los 42195 metros.

Pero no es conocido por ello, sino por su presencia en cientos de carreras y siempre con su voz amable, presto a escucharte y a aprender.

El deporte en su caso es su mejor carta de presentación. La pérdida de la vista, ese don tan precioso, Juan la ha compensado con una naturaleza humana capaz de sobreponerse al dolor. Atletas como David Casinos o José Antonio Sancho también forman parte de este grupo excepcional de personas que son capaces de enviarnos el gran mensaje de la práctica de un deporte: la lucha contra la adversidad.

Frente al deporte profesionalizado, frente al deporte en el que se valora la exhibición de pectorales o de una musculatura hercúlea está el deporte que exhibe la bondad, la superación, la constancia a sabiendas que tú eres el sujeto de tu historia.

Junto a Juan está Fernando, su guía, su mentor, su compañero, el que le habla, el que le da detalles de por dónde discurre la carrera, el que le anuncia la proximidad de un badén o de un bache, su lazarillo con el que comparte aplausos, palabras de ánimo, momentos para el recuerdo.

En las carreras podemos aprender mucho de la naturaleza humana, de hecho yo he aprendido mucho. Me han enseñado la diversidad, el respeto, la empatía, el saber que somos vulnerables pero que podemos hacer mucho más de lo que nos imaginamos.

En las carreras he podido ver directamente en los últimos 58 años, que llevó practicando el atletismo, cómo ha evolucionado el concepto de mujer y deporte.

En las carreras he podido ver cómo los ayuntamientos han ido apreciando la labor de los pequeños clubes de muchos pueblos.

En las carreras he podido ver cómo entidades comerciales han pensado en utilizar este enorme potencial que es la práctica de un deporte de gente humilde, sana, de clase media, generosa, altruista y sacrificada que son las mujeres y los hombres que salen a correr, para estar presente esas entidades comerciales y apropiarse, en parte, de las ansias de felicidad de unas personas acosadas por decenas de problemas.

Volvemos a Juan Menor, volvemos a todos los atletas de la ONCE, volvemos a todas las personas que hoy saldrán a correr un rato y al volver a casa comprobarán los enormes beneficios que supone para la mente y el cuerpo salir a estirar las piernas.

Volvemos a todos y a cada una de las personas que amáis la vida, que os gusta correr, hoy, 10 de marzo, se cumple un año del inicio de la pesadilla, vamos a seguir en este combate y somos precisamente nosotros y nosotras los que más vamos a defender y a estimar a estas personas que salen a correr con una discapacidad. Cada día nos dan una lección.

Cuando correr era pecado para las mujeres

Es probable que el significado de la palabra pecado sea desconocido por parte de algunas personas, en especial los jóvenes. Sin embargo, hubo un tiempo en que la vida en España estaba regida por el concepto de pecado, aquello que iba en contra de la voluntad de Dios. Incluso había una lista de mandamientos con 10 preceptos que había que cumplir si no querías caer en el pecado.

Luego había una escala de pecados, veniales y mortales. Unos se arreglaban con unas oraciones y los otros pasando por un confesionario donde un ministro de Dios te absolvía previa penitencia.

Uno de los pecado que las mujeres tuvieron que tener en cuenta fue la práctica del deporte. Me limito al siglo XX.

Hacia el año 1900 una mujer en pantalón corto corriendo por Valencia hubiera sido arrestada y conducida al cuartelillo por falta grave al pudor, perturbación del orden público y seguro que por desacato a la autoridad.

Así estaba el panorama cuando hacia 1920 empezaron a llegar revistas con fotos en las que las guapas artistas de cine de Hollywood mostraban toda su belleza en cuerpos en los que como aquellas american girls decían practicaban deporte para estar en forma y conservar la belleza.

Ya la hemos fastidiado, decían los machos. Ahora las mujeres española querrán imitar a estas impúdicas. La iglesia católica, que se nutria en especial de sus feligresas, puso el grito en el cielo y aconsejó, desde los púlpitos, el recato y la familia como elemento esencial de la condición de la mujer.

Y llegó el 14 del abril den 1931 y la fastidiamos. La República concede el voto a la mujer, aprueba el divorcio y comienza la lucha por la igualdad.

O sea que los machos pusieron el grito en el cielo y en cuanto la ocasión se presentó pues damos un golpe de estado y las mujeres vuelven al redil, y a la que se salga le cortamos el pelo y decimos de ella que es un marimacho.

Una mujer en 1940, 1950, 1960 y 1970 corriendo por las calles de Valencia en pantalón corto hubiera sido arrestada por perturbación del orden público.

Y así funcionaron las cosas a partir abril del 1939.

Control absoluto de la mujer. El marido si tenía insatisfacciones pues compraba el sexo, que estaba tolerado entre comillas, para de este modo controlar los impulsos y evitar el divorcio.

El problema se planteó cuando llegaron las turistas, las francesas en primer lugar, y luego las nórdicas y la playa de Benidorm se convirtió en un lugar curioso. Las procesiones religiosas por la arena contrastaban con los cuerpos en bikini de algunas muchachas que debían de hacer deporte.

Paralelamente, Juan que se había ido a trabajar de electricista a París, después de 10 años volvió al pueblo en 1966 con un Citröen, una mujer que nadaba muy bien y un niño de 8 años que no jugaba al futbol pero que sabía esquiar. Allí, en este pueblo, la gente miraba y volvía a mirar a Juan, a su mujer y a Antoine. Por supuesto que a algunos no les faltó el tiempo para hablar mal de esta familia.

El presente es el resultado del pasado. Hoy las cosas han cambiando, pero miles de mujeres siguen soportando los comportamientos machistas de parte de una sociedad basada en la superioridad del hombre, las leyes y las creencias sobre los roles de las mujeres.

He tenido y tengo la fortuna de conocer o de haber conocido en el campo de la enseñanza a decenas de compañeras maravillosas. He tenido en el departamento de francés a compañeras que me han enseñado muchísimo.

He tenido y tengo la fortuna de conocer o haber conocido en el campo del deporte a cientos de mujeres ejemplares, extraordinarias, con un espíritu de superación y abnegación que ya quisiéramos muchos hombres, entre ellos yo.

He tenido y tengo de la fortuna de vivir con mujeres, mi mujer, mi madre, mis hermanas mi nieta, mis sobrinas, excepcionales.

Así que amigas, hoy el 8 de marzo, no deseo que sea el día de la mujer. Quiero que los 365 días del año podamos celebrar la gran fiesta de la amistad a través de la práctica del deporte y de compartir la cultura y el conocimiento. Sé que hay mucho ruido alrededor del movimiento femininista, pero esta batalla la vamos a ganar, a pesar los machos que berrean en las calles como rinocerontes (Ionesco) que quieren arrasarlo todo. A pesar de los que destrozan murales donde la mujer es la protagonista. A pesar del odio que destilan en cada una de sus palabras al hablar de la violencia de género. Han perdido esta batalla. Y lo saben. La historia nos da la razón.

Foto de Lau Martínez

Colonias Escolares Buñol, años 30


YOU ARE HERE:
Home → Colonias Escolares Buñol años 30 

Colonias Escolares Buñol años 30

hoyunclick  diciembre 20, 2020  0 Comment

Queremos dejar para la historia en nuestras páginas un documento aportado por José Lambíes sobre la creación en Buñol de una Colonia Escolar en 1931. Este documento fue escrito para el 50 aniversario de la creación de esta colonia, no está firmado y no tenemos información de quién fue el autor.

Departamento de Colonias Escolares de la Federación Universitaria Española (F.U.E.). AÑO 1931. 

Antes de la proclamación de la República ya funcionaba y teníamos organizada la F.U.E. en toda España, por lo tanto en Valencia, con su sede en la plaza de la Pertusa y su presidente Manolo Martínez Iborra. 

Su lucha principal era por una reforma total de la enseñanza y métodos democráticos en la misma con la representación estudiantil, lucha pues, de carácter social ligada con la clase obrera y respetuosa de nuestro país. 

Nosotros, ante esta nueva situación, aceptamos la responsabilidad y por ello, la Asociación Profesional de Estudiantes de Magisterio, F.U.E., después del 14 de abril de 1931, y bajo la presidencia del compañero Rafael Raga Soler, en reunión plenaria se acordó la organización de una Escuela Primaria, y como primera medida para recaudar fondos la organización de una verbena popular en los jardines  “Viveros Municipales” que fueron cedidos por el Excmo. Ayuntamiento de Valencia. 

Todo salió bien y con gran éxito, pero los acontecimientos nos harían cambiar nuestro rumbo aunque dentro del área social que nos habíamos propuesto, ya que el Ministerio de Instrucción Pública dio a conocer un Decreto firmado por el entonces Ministro D. Marcelino Domingo creando 27.000 (veintisiete mil) nuevas escuelas en todo el territorio nacional.

Nueva reunión de la junta directiva y acuerdo por unanimidad de crear y organizar la Primera Colonia Escolar “Magisterio F.U.E.” para hijos de ciudadanos más necesitados. 

Así empezamos  algunos de sus componentes: 

Recuerdo a los compañeros Rafael Raga, Milagros Escales, Concha Bello, Amparo Busó, José Cantó, José Boquet, José Faubell, Carmen Solero, Antonio Martínez, Alfredo Orts, Francisco Corbí, …

JUNIO 1931: Fundada la Primera Colonia Escolar Magisterio “F.U.E.” en Valencia con la colaboración del Ejecutivo de la F.U.E., nos pusimos al trabajo con tesón y entusiasmo para crear, ejecutar y llevar a la práctica este acuerdo. 

Colaboración que sería definitiva: Víctor Agulló Aguilar que durante nueve años no escatimó un día en su lucha, pero recordemos también a aquellos amigos base de este triunfo: Dr. D. Mariano Pérez Feliu; D. José Martínez Aguilar, Vicente Marco Miranda, D. Vicente Gurrea, Angelina Carnicer, Concha Tarazaga, Carmen García de Castro y a nuestros rectores D. Juan Peset Aleixandre, D. Máximo Gómez. 

Nuestro objetivo de instalación: Buñol, por sus condiciones y características. Primera visita al alcalde D. Arsenio Galán y posteriormente con la Corporación donde nos ofrecieron su ayuda y los pisos superiores del Ayuntamiento para nuestra instalación, ya teníamos pues locales y algún dinero…

Se hace un llamamiento al pueblo de Buñol y este nos ofrece cuarenta camas, alguna ropa y utensilios de cocina, todo está en marcha.

El 8 de agosto de 1931, bajo la dirección de Milagros Escales y colaboradores Carmen Solero, Amparo Buso, Victor Agulló y José Cantó, salimos hacia Buñol. 

La composición: 32 niños de ambos sexos (entre los 6 y 12 años). Duración: treinta y dos dias. Labor cultural, gimnasia, canciones y buenos alimentos. La salida desde el Ayuntamiento de Valencia, alegre y popular. Llegada a Buñol al Ayuntamiento con la mayoría del Pueblo. 

Un triunfo para todos pese a la modestia… 

Recordemos a colaboradores de Buñol: El mejor de todos, el que nos ayudó día y noche y fue nuestro practicante: Jesús Sáez Ramírez, Familias Masmano, Soriano, Carrascosa, Criado, Máñez y la del inolvidable Melchor Perelló que nos vendía su mejor carne sin preocupación alguna por dificultades de cobro… 

Después del éxito obtenido durante los años 1931 y 1932, fue fundado y organizado el Departamento de Colonias Escolares de la F.U.E., colocándose a la cabeza por su incansable labor y como ejemplo para el estudiantado español; la Unión Federal de Estudiantes Hispanos en su congreso de Valencia, les concedió el dirigir el secretariado Nacional de Colonias

La labor realizada fue mucha en estos dos años, ya que la Federación Universitaria Escolar Valenciana había logrado con su esfuerzo ser una de las primeras de Europa, conquistando el galardón y puesto de honor al ser la única organización universitaria que organizaba la primera colonia Escolar para hijos de obreros necesitados, así trabajaron en pro de la cultura, justicia social y el bien de la Humanidad. 

En el año 1932-33 se nombró su cuadro honor entre los colaboradores y su junta organizadora entre los más activo (detalla nombres y cargos de los colaboradores y miembros de honor).

Consideramos que hasta 1936 fue la primera etapa de nuestra a actividad cultural y social por cuanto en este año se suceden acontecimientos que hacen cambiar el “rumbo” normal de las cosas… y antes, algunos casos y cosas de estos años.

Entre las actividades principales contábamos con charlas generales, gimnasia, natación, bailes populares, canciones populares y en general con excursiones y sus horas de descanso. 

Teníamos nuestra biblioteca, nuestra radio, teníamos permitido las visitas durante las horas de comida, en excursiones, etc. Los creyentes tenían autorización y se les acompañaba a misa.

Nuestro administrador era muy sincero, se le podía hablar de todo menos pedirle dinero…

Nuestros niños lloraban al salir para Buñol y separarse de sus padres, pero mucho peor eran los regresos, pues los chavales querían volver a Buñol con sus maestros y… 

La F.U.E. de Valencia nos obsequiaba con alguna merienda… 

El Dr. Juan Peset vino personalmente para hacernos entrega de una merienda-cena. 

La primera alocución por Radio Valencia fue por Víctor Agulló. La primera subvención del Ministerio de Instrucción Pública la consiguió Víctor Agulló Aguilar con su famoso telegrama:
VINI – VIDI- VINCI 

Tuvimos subvenciones de la Federación de Colonias Escolares (describe entidades públicas y privadas, además de actos para recoger dinero).

AÑO 1936. 

Empezaba como un año más y seguíamos los trabajos de organización y recogida de fondos para la Colonia Escolar que nos correspondía sacar durante el mes de agosto…. Pero verdaderamente los acontecimientos no harían cambiar nuestros métodos y formas de trabajo de la F.U.E. en general … 

Fue el 17 de julio el primer brote de una sublevación en Melilla. El 18 de julio fue un levantamiento subversivo contra la República y fueron desde este momento que sobrevino la movilización general de los estudiantes de la F.U.E. en defensa de nuestros intereses sociales, culturales y económicos, como también lo eran de la clase trabajadora y del Pueblo Español. 

Movilización militar, movilización cultural y la movilización social que nos correspondió a los compañeros del magisterio para defender la vida de centenares de niños que debían ser alejados de zonas de peligro, gentes y familias aisladas y sin recursos, así se inició sin cuartel, la lucha por y para organizar esas Colonias Escolares. 

Un primer grupo entre los que estaban Agulló, Boquet, Guillem, Cantó, nos concentramos en la sede central de la F.U.E., calle de la Concordia: con la colaboración de las juventudes, sindicatos, ayuntamiento, etc., iniciamos la recogida de víveres y ropas, dinero y utensilios. 

Nuestra primera visita fue Buñol donde para nosotros era la base fundamental de nuestras operaciones y allí se nos unió el admirable amigo y colaborador Jesús Sáez Ramírez. 

Finales de julio, nuestra la colonia Escolar F.U.E., compuesta por más de 60 niños y niñas, casi todos hijos de voluntarios combatientes, eran instalados en Buñol, en la llamada fábrica de la Seda (entonces formaron parte de la dirección compañeros como Agulló y Cantó) y que necesidades de trabajo les exigió trasladarse a otros lugares para posteriormente quedar instalados en el Chalet Pallarrés en las Ventas y definitivamente en los locales de las antiguas colonias Escolares Blasco Ibáñez hasta 1939. Recordamos algunos componentes del equipo de estudiantes-profesores pues otros fueron trasladados a otras Colonias Escolares: Boquet, Hernandis, Fuentes, Bernat, Encarnita Agulló, Asunción Boquet, Lolita Pellicer, Lolita Faubell. Higinio Guillem. 

Esta Colonia Escolar se mantuvo durante 32 meses de lucha, con una ayuda muy amplia y una base de todo el pueblo de Buñol hasta finales de marzo de 1939. 

Marzo del 39 fue pues el final de un trabajo colectivo llevado por compañeros de la F.U.E. del Magisterio, por cuanto la mayoría de los compañeros componentes se habían incorporado al Ejército Republicano en diferentes frentes para defender con las armas la libertad, la cultura y el progreso social. Hoy, con más de 50 años trascurridos, recordamos lo que fueron los estudiantes de la F.U.E., en su lucha por el Pueblo Español y por la Cultura 

LA SUISSA VALENCIANA CANÇO INFANTIL 

Anem a vore la Suissa Valenciana
Anem a vore tot el terme de Buñon
Anem a vore la gran vista panoràmica
que n’hi ha de Borrunes al Perol. 

Hem de pujar per l’Espinaca
El pont y tünel pasarem
Per Carcali a la Botella
Y a la Jarra baixarem 

Pasant per lo Barranc, seguirem la corrent
Y anant per lo Canal en San Lluis descansarem.
Vixca Buñol, que te les Coves de Baiba
La Font de la Estrella y Ciprer 

Vixca Buñol, que te les Coves de Turche
Hortelanos, Salut y Clavell. 

VIXCA. BUÑOL. 

El alcalde de Valencia, el buñolense Vicente Lambíes Grancha (Buñol 1886 – Valencia 1969), “Valero”, durante su permanencia en la Alcaldía colaboró activamente con el Departamento de Colonias Escolares, de la Federación Universitaria Española (FUE), cuyos campamentos de verano para niños y niñas de seis a doce años, tenían lugar en Buñol bajo los auspicios de su alcalde, Arsenio Galán. Los turnos de campamento eran de treinta días, para sesenta y cinco niños y las salidas se efectuaban desde el Ayuntamiento de Valencia, con despedida del alcalde. 

Entre los profesores y animadores, estaba la maestra Carmen Solero que, corriendo el tiempo, sería la compañera sentimental del legendario Peregrín Pérez Galarza, en Rusia. En 1933 se nombró un cuadro de honor entre los colaboradores más activos. 

Vicente Lambíes Grancha fue un destacado hombre de negocios que, además, ostentó cargos de alta responsabilidad en la política valenciana e incluso del gobierno central. Militante del Partido de Unión Republicana Autonomista (PURA), fue alcalde de Valencia entre Mayo de 1932 y Noviembre de 1934. 

La etapa política de Vicente se inscribe en el marco de la Segunda República Española, que fue un período políticamente convulso, especialmente en su recta final. Su paso por la alcaldía de Valencia no fue largo en el tiempo, pero sí denso y fructífero en cuanto a actuaciones y proyectos. 

Durante su mandato como Alcalde de Valencia, obtuvo acta de diputado por la provincia de Valencia para las elecciones generales de 1933, cuyo resultado fue muy favorable al grupo político de Vicente. De los siete escaños por Valencia capital, cinco fueron para el PURA y de los trece por la provincia, el PURA obtuvo nueve.

Ante unas decisiones del gobierno que perjudicaban los intereses de Valencia, el concejal Sigfrido Blasco (hijo de Blasco Ibáñez) denunció «la burla que a Valencia se le quiere inferir, privándole de que en los astilleros de la Unión Naval de Levante, construyan dos buques de ocho mil toneladas cada uno, con destino a la línea de Fernando Poo que ahora sirve». El alcalde Lambíes toma cartas en el asunto y envía, al ministro de Obras Públicas el siguiente telegrama: «Asamblea Corporaciones, entidades económicas, fuerzas vivas y parlamentarias, ruega V.E., como diputado por Valencia, promueva la rectificación inmediata e injusta actitud Dirección Navegación, que pretende arrebatar astilleros valencianos Unión Naval construcción barcos, apelando para ello cifras y datos inexactos e infracción normas legales respecto Compañía Trasmediterránea. Valencia espera intervendrá V.E. establecerá principios justicia y contribuirá demostrar que autonomía ensalzada discurso V.E. no es privilegio determinadas regiones.- Lambies».

En 1933, se inauguró el Puente de Aragón, cuya construcción había comenzado en 1927. Este puente, que prolonga la Gran Vía de Marqués del Turia en dirección al puerto, liberó el Puente del Mar, convirtiéndolo en peatonal. También en 1933 se acometió una reforma integral de la plaza de Emilio Castelar (hoy Plaza del Ayuntamiento). Se construyó en su centro, una monumental plataforma triangular, a la que se accedía por varias escalinatas. En el semisótano de la plataforma estaba el mercado de flores. El proyecto de esta obra fue del arquitecto municipal, Goerlich, y por ello se la conocía popularmente era conocida como la “Tortada de Goerlich” que, en 1961 fue desmantelada. Siempre se mantuvo fiel al blasquismo, en el que militaba desde 1920 y precisamente en 1933, cuando fueron repatriados los restos de Blasco Ibáñez a Valencia, le cupo el honor de presidir muchos de los actos organizados con tal motivo, incluido el velatorio del féretro que tuvo lugar en la Lonja.

Sus restos, junto con los de su esposa y otros tres miembros de su familia, reposan en un sencillo nicho del Cementerio General de Valencia.

Una copa escondida

Hace unos años participé en un debate en el que se habló sobre el deporte en Valencia durante la Guerra Civil. Ante mí tenía un aula llena de alumnos de Bachiller. Estamos en un instituto de Puçol. El ambiente es bueno, muchos son hijos de padres y madres corredores, algunos inclusos habían tomado parte en la carrera de su pueblo y querían ser atletas. Ese hecho me llamó la atención, pues indicaba ya que el viento soplaba hacia este deporte.

El atletismo, el rugby, la pilota valenciana, el boxeo, el fútbol fueron algunos de los deportes que me sirvieron para ilustrar la charla-conferencia. Los nombres de El tigre de Alfara, Lacomba, Manuel Usano, Levante UD, Valencia FC, Enrique Cano, Josep Renau, Club Náutico, Pepe Bonet, Max Aub, Alejandra Soler, Juan Peset Aleixandre, los equipos del Huracán, La F.U.E. Tiburon, la medicina deportiva, los campeomnatos de España celebrados, los partidos solidarios con los valores democráticos. Y… la Copa de la España democrática ganada por el Levante al Valencia en 1937 en Barcelona.

Hubo preguntas, hubo alusiones a los nombres que había mencionado, y sobretodo hubo sorpresas sobre esta copa. Expliqué que el club tuvo vergüenza durante más de 40 años de exhibirla. La escondieron. Tenían miedo a ser tachados de rojos, comunistas, asesinos y a que la destrozaran.

Luego vino la democracia y siguieron teniendo miedo, pero cada vez menos. Y paso a paso la verdad se fue abriendo paso, y salieron las alineaciones de aquel equipo, la gente que fue solidaria, los nombres de los jugadores del Valencia y del Levante, y ahora, esta tarde, el Levante jugara con el Athletic, un equipo por el que siento una enorme admiración, un equipo de jugadores vascos, un equipo que se le conoce como el rey de copas, por los numerosos trofeos ganados.

Hoy el Levante puede obtener el billete para jugar una nueva final.

Hoy más que nunca hemos de hablar de los deportistas de casa que fueron solidarios con la legalidad, que dieron su vida por ella, que padecieron el exilio y el olvido.

Espero que no olvidemos nunca que uno de los grandes valores del deporte es saber perder y dar la mano al final del partido a aquel con quien has competido. Como siempre, que gané aquel que se lo merezca. Viva el Bilbao, y viva El Levante. Y Viva la Copa de la España Libre.