Manuel Guijarro, el futuro es tuyo. 47:88 en 400 a los 20 años

 

 

El pasado sábado en el Luis Puig hubo mucho y bueno. Jóvenes con unas inmensas ganas de mejorar sus marcas. Veteranos dispuestos a demostrar que la superación es permanente. Os presento a Manuel Guijarro, mejor se presenta el mismo. Le hemos hecho algunas preguntas. Sabemos que nació en Villarrobledo en 1998, que empezó como juvenil, categoría en la que hizo en su primer año 51 99. Ha sido dos veces subcampeón de España junior. Ya conoce la responsabilidad de representar a su país.

 

Detrás de cada atleta hay un reto diario.

El atletismo a mi vida cotidiana aporta mucho más que una buena forma física. Ya que es una forma de vida que te aparta de malos vicios, te forma, no solo como atleta, sino como persona y nos aporta una disciplina excepcional. La gente que no llega a comprender el atletismo en su totalidad piensa que un atleta solamente lucha por un trozo de metal. Pero detrás de cada atleta, hay un reto diario y un sufrimiento que mucha gente no podrá llegar a entender jamás, esto es lo que, de verdad llena a un atleta, no solo una marca o una medalla, sino el ser capaz de superar los obstáculos que nos pone la vida y progresar como atletas y como personas.

 

Demostrarme a mi mismo y a todas aquellas personas que confían en mí lo que valgo

En cuanto a los momentos previos a un 400, lo que siento es nerviosismo por no saber si la carrera saldrá bien, si haré una buena marca o si mis rivales están en mejor forma que yo… Pero lo que de verdad siento son unas ganas inmensas por poder demostrar todo el trabajo diario, no solo mío, sino de mi entrenador, mis padres, mi pareja y todas aquellas personas que me apoyan día a día. Por esto mismo me viene el nerviosismo, y a la vez, las ganas de correr. Por demostrarme a mi mismo y a todas aquellas personas que hay detrás de mi lo que valgo y de lo que soy capaz.

El futuro

Si miramos el ranking nacional de la distancia de 400 metros, la marca de Manuel está entre las diez mejores de España. Tiene por tanto un enorme valor. Tiene por delante un largo camino. Es importante que Manuel disfrute, se supere y encuentre el entorno familiar que le ayude a vivir esta etapa de su vida que será inolvidable.

Ser capaz de superar los obstáculos que nos pone la vida y progresar como atletas y como persona

Manuel como tantos otros jóvenes tiene que labrarse un futuro, que en los tiempos actuales no es nada fácil. Es por ello que hacemos votos para que Manuel siga cada día comprometido con este deporte y ojalá en unos años todo el fruto de su dedicación encuentre la recompensa que se merece. Y que un día llegue a Itaca después de superar los obstáculos de la vida y haya progresado como atleta y como persona.

Anuncios

La falla de los valencianos en Buenos Aires en 1928

Las fallas de València y la Tomatina son dos de las fiestas más universales, junto con los moros y cristianos, les Fogueres de Alacant y la Magdalena de Castelló. En 1928 residían en Buenos Aires un numeroso colectivo de valencianos, algunos de ellos de Buñol. Ese año decidieron organizar un viaje en barco a València para visitar la ciudad en Fallas, pero desgraciadamente no se pudo realizar.

Desde finales del siglo XIX la presencia de valencianos en Argentina fue muy intensa. Los emigrantes salían en busca de un mundo mejor que esperaban encontrar allende los mares. En ocasiones lo encontraron y en otras no. Muchos de ellos se quedaron para siempre y siguieron festejando las fallas.

Los valencianos crearon el Centro Valenciano y decidieron plantar una falla en 1928 en la que unieron el fervor por la tierra ausente y el amor por la patria de adopción. Así en la falla se podía ver a Rosina, que simbolizaba la belleza y el esplendor de la huerta, y all Gaucho como encarnación de argentinismo. El pintor valenciano Ferrer Cabrera y un grupo de entusiastas llevaron a feliz término la falla. Este monumento se levantó en el patio de su local social. Cuenta el Diario Español que fue todo un éxito y que muchos argentinos acudieron a ver esta falla y a conocer a los valencianos.

Entre los días 17 al 22 de marzo de 1928 los salones del Centro se vieron muy concurrido. Se instaló una barraca en la que numerosa muchachas valencianas ataviadas con los trajes típicos dieron la nota de color. No faltaron, claro está, los buñuelos.

Más de 30.000 valencianos se habían establecido en Argentina en 1928. La sangría de la emigración siguió durante décadas. En ocasiones los valencianos se llevaron el juego de pelota y en la ciudad de San Juan se construyó un trinquete.

Las relaciones en el campo del fútbol fueron muy intensas entre los equipos argentinos y valencianos. Muchos de los grandes jugadores, como Kempes, dejaron huella en ambos países.

Hoy hay muchas personas de Argentina que residen en València. Incluso destacan en el campo del maratón como es el caso de Karina Córdoba. En cuanto a la fiesta de la Tomatina os aconsejo que visitéis la ciudad de Buñol y su museo dedicado a esta fiesta.  Y en lo que concierne a los moros y cristianos es probable que aquellos amigos de América Latina que no conozcan esta fiesta se maravillen como hace unos días me comentaba un amigo argentino que había asistido en Alcoy el año pasado a los desfiles de las comparsas.

Fiestas todas ellas de las que nos podemos sentir enormemente orgullosos. Por cierto las carreras a pie en Buñol datan del siglo XIX.

Sant Joanet: Una carrera que nació para crear un día festivo para el pueblo

Bueno vamos a explicar a los amigos de España y de Estados Unidos, país este último en el que este blog cuenta con un buen número de personas que lo leen a diario, vamos a explicar que es Sant Joanet, un pueblo que muchos valencianos serían incapaces de situar en el mapa.

Lo primero que se respira al pasear por sus calles es tranquilidad. La iglesia como es natural está dedicada a Sant Joan Baptiste y el polideportivo con su campo de fútbol espléndido y su piscina es un lugar de encuentro. Hemos de comentar que no llegan a 500 habitantes y que el pueblo está rodeado por los cuatro puntos cardinales por los naranjos. Podéis imaginar la primavera con la flor de azahar eclosionando. Una maravilla.

Los niños acuden a clase con toda tranquilidad y en los bares se habla de lo que se habla en todas las casas. Un pueblo que en dos palabras quiere vivir la vida. Pero también un pueblo donde ha prendido la emoción de correr. Les damos la palabra.

Día festivo en el que se invita a todo el pueblo a comer

El acta de fundación del club es el 2 de enero de 2015. Previamente el grupo de amigos que formamos el club participábamos en diferentes carreras de la zona. Durante el año organizamos la prueba puntuable para el circuit Ribera de Xùquer, el 16 de junio, así como una infantil durante las fiestas de Agosto. En agradecimiento a cómo se vuelca el pueblo entero con la carrera programamos un día festivo donde se invita a comer a todos las personas que lo deseen.

Igualmente participamos en las carreras de la comarca y en el Maratón de València, en carreras de montaña como las de Barxeta o Botamargues. Realizamos salidas a montañas de la provincia en las que nos puede acompañar todas las personas que lo deseen. Queremos disfrutar de la naturaleza y crear adeptos a la actividad física (moderada).

La carrera fue una idea loca del actual presidente del club Vicent García Pavia para crear un día festivo para el pueblo. Nos pusimos a trabajar duro y nos enrolamos en el Circuit Ribera de Xùquer.

Los amigos de Sant Joanet año tras año seguirán trabajando por su carrera. Un día al año recibirán a más corredores que habitantes tienen censados. Año tras año procuraran hacer que su carrera sea un motivo de orgullo para todos y cada año el número de personas que salgan a correr irá creciendo.

Amigo lector que no vives en la Comunitat Valenciana, si algún día en el mes de junio te encuentra por València, te invito a que vengas a correr, a conocer a un grupo humano que trabaja con generosidad por que la amistad, el ejercicio físico y el respeto por la naturaleza se den la mano.

Luis Salvador: en el momento que las fuerzas empiezan a flaquear

 

Cuando estás a punto de salir en una carrera lo primero que haces es calmarte y controlar los nervios para que la carrera no salga mal, en ese momento deseas que el juez de el pistoletazo de salida y la carrera empiece lo antes posible. Cuando empiezas a correr lo primero que haces es tranquilizarte y no dejarte llevar por las emociones ya que la carrera puede ser muy larga. En el momento que las fuerzas comienzan a flaquear te acuerdas de lo mucho que has entrenado y también piensas en la gente que te apoya y sabes que no puedes defraudarles porque ellos siempre están ahí, entonces decides hacer un último esfuerzo para llegar a meta y aunque este último esfuerzo no haya servido para adelantar a un rival te sientes orgulloso por haberlo intentado hasta el final.

Qué bonito que es el atletismo y el cross country. Qué grande es el espíritu de superación de las personas. Qué hermoso es ver a una familia animando a su hijo o hija, y no le importa el puesto en el que vaya. Creo que el día que no pueda ver una carrera me será difícil vivir. En el cross de Onda vivimos una matinal excepcional. A veces te crees que sabes quien va a ganar y te equivocas. A veces una carrera empieza de una manera y termina de otra. Si además el circuito diseñado te permite ver las evoluciones de los atletas y los cambios que se producen a lo largo de la misma, el resultado es más apasionante que una película de suspense.

Con el paso de los años los atletas nos han enseñado mucho, los jóvenes y los mayores. Con el paso de los años hemos descubierto la naturaleza de la que estamos hechos. Luis es un atleta del Playas, como tantos otros. Luis como tantos otros chicos adora correr, y sobretodo en la parte final de la carrera. Posee un final excelente, piensa y pertenece a una familia en la que el atletismo es el deporte rey y el rey de los deportes.

Ellos siempre están ahí

Luis ha ido creciendo. Ahora es atleta júnior. Tiene un largo camino por delante. Luis te deseamos que sigas, que perseveres, que a pesar de los malos ratos, de las lesiones, de las horas de entrene, del sacrificio que supone dedicarte a este deporte tan duro. En tu escrito hablas de las personas que te esperan, hablas de ti, hablas del valor del esfuerzo. Todo ello compone los mimbres de nuestra naturaleza. Es por ello que te animo a que estudies, a que te realices como persona, a que ames la vida y correr y que lo hagas con elegancia, con humildad, estrechando la mano de todos tus amigos, y por último darte las gracias a ti, tus padres y todos tus amigos del Playas. Nos habéis brindado lo mejor del ser humano: el espíritu de superación permanente.

 

Cross de Onda: un nivel excepcional, Laura Mendez y Abderrahman El Khayani, volaron

Esta mañana, 14 de enero de 2018, en la localidad castellonense de Onda el cross ha vivido una de esas jornadas que quedan para el recuerdo. Desde las 9:30 hasta las 14:15 la pista de atletismo y los alrededores de esta instalación han gozado de unos momentos de gran emoción. Los atletas del Playas de Castellón. C.A. Vila-Real, Camp de Morvedre, Safor-Delikia, C.A. Correliana, C.A. Onda, C.A. Silla, Crevillent, Novelda, Coixos de Carlet. C.A. L’Alcudia, Petrer, Apol-Ana, Xàtiva, C.D. Metaesport, Diputació de Castelló, Sitges, Vall d’Uixò, Fent Camí, entre otros muchos más, han ofrecido un espectáculo vribrante. Atletas juniors que corren el 1500 por debajo de 3:48, atletas que vienen de los Europeos de cross, atletas que tratan de superarse carrera a carrera como Alicia González, atletas luchadores…

Algunos nombres propios, en juveniles hombres Pedro García Palencia, Alejandro Pérez, Miguel Marín; en juniors: Luis Salvador, Mohamed Sebie y Faysal Hachad. Por favor retener estos tres nombres pues van a dar pero mucho, mucho que hablar.

Veteranos: Roger Lucía, Enrique Perís y Adelino Pastrana, tres genios. En promesas Iván Muñoz es un atleta con un futuro muy bueno; en seniors el ganador Abderrahman El Khayami que final de carrera con Eric Peñalver y Hector Diaz. Gracias por las imágenes.

Mujeres. En la categoría senior, preciosa la generosidad de Laura Mendez. Este año debuta como entrenadora. Adoración Iniesta fue segunda con su elegancia y saber correr y Silvia Sanz luchó lo indecible. Categoría juniors, por favor Andrea Romero sigue corriendo; Muy bien Alba Cebrián y Paula Mestre. En juveniles preciosa la carrera de Nara Elipe y Carolina Aicart.

Entre el público señalamos a Raquel Landín que inicia su cuarto viaje a Item, en Kenia. No faltó José Ortuño que nos puso al corriente de los planes para esta temporada del Playas. Manolo Ripollés no pasó la foto que encabeza el texto. Manolo está más que emocionado con todo lo que puede suponer este año para las atletas que él entrena. Laura Mendez correra este año el 1500 en pista cubierta. La semana que viene lo hará en el Luis Puig. La infantil Alicia González, la ganadora, el sabado corrió el 500 en un minuto con 24 segundos.

La opinión del público sobre el circuito muy buena. El día, frío al principio, para a medida que avanzaba mejorar. El público estuvo genial. El club Atletismo Onda sacó adelante un campeonato individual con excelente nota. Muchos corredores del club local. Circuito con una serie de toboganes que le dieron una inusitada intensidad a la cabeza de carrera. Enhorabuena a todos los que habéis trabajado para sacar adelante este proyecto.

Las magas y los magos, una invitación a la convivencia

Etiquetas

Estas líneas van dedicadas a todos mis amigos. Entiendo por tal palabra aquella persona por la que siento respeto y a la vez deseo compartir con ella mis sentimientos.

Ayer domingo presencié una cabalgata emocionante. Una cabalgata que ya se celebró en el mes de enero de 1937. Es bueno conocer la historia. En aquel mes de aquel año miles de niños españoles fueron trasladados a Valencia, principalmente procedían de Madrid donde las fuerzas golpistas del general Franco bombardeaban la ciudad. Otro tanto hacían en Bilbao y en Guernica. La destrucción de Guernica sirvió a Pablo Picasso para plasmar los horrores de la guerra en un cuadro que se ha convertido en el icono del siglo XX. La aviación alemana recibió la orden del general Franco de acabar con la ciudad. Muchos niños vascos fueron acogidos en el Reino Unido, huyendo de la barbarie.

En València los niños de Madrid, muchos de ellos huérfanos, encontraron el calor de unas personas generosas. Para este grupo de niños de fuera y de casa, la República decidió crear una fiesta en la que se pusiera en valor los valores de la Ilustración.

Ayer en la cabalgata se habló de solidaridad, de cultura para todos, de luchar contra todo tipo de violencia, de crear una sociedad igualitaria, de establecer principios de honradez. Valencia fue una fiesta que diría Hemingway. Una fiesta en el sentido pleno de la palabra, una fiesta en la que la música, los pueblos de América Latina como Bolivia, los niños y las niñas pudieran comprender que en la diversidad y la pluralidad está la grandeza de un pueblo.

Toda la calle de la Paz y la calle San Vicente fue un desfile de sonrisas, un desfile en el que el protagonismo fue la búsqueda de la felicidad compartida, el deseo de que las calles sean de las personas, y la amabilidad y el respeto la norma.

Hace ahora 500 años el más ilustre de los pensadores valencianos Joan Lluis Vives escribía que la pobreza no es un bien querido por Dios, sino el resultado de la política de los príncipes. Vives como buen cristiano pensaba como Erasmo de Rotterdam en trasformar el mundo a través del evangelio, un libro en el que se habla de solidaridad, respeto y fraternidad. Ayer junto a estos valores se habló de igualdad de género, de amar a la persona por la que tu sientas afecto, de preservar la naturaleza cada día más dañada por la acción de un progreso puesto al servicio de las multinacionales y las fortunas en paraísos fiscales.

Gracias pues a todas las personas de buena voluntad, espíritu luchador y creyentes o no creyentes que asistieron a esta cabalgata en la que se puso de manifiesto que podemos construir otra sociedad en la que prime otros valores distintos al dinero, el becerro de oro de los tiempos modernos. Una sociedad en la que las magas y los magos convivan. En dos palabras unas ciudades y pueblos en los que la fuerza de la razón se imponga a la razón de la fuerza y que nunca más unos aviones del color que sean acaben con la ilusión de los niños, de los jóvenes, los adultos y los ancianos.

Deseo agradecer a Vicent Vila las fotos que me ha pasado.

 

Juegos atléticos en el Madrid de 1914

En la prensa valenciana del mes de abril de 1914 se hablaba de deportes como el ciclismo o el fútbol. También de vez en cuando aparecen noticias referidas a la pelota valenciana, a la caza en la Albufera, el tiro de pichón y el tenis en el Sporting.

Ocasionalmente se publicaba alguna noticia procedente de Madrid o de Barcelona. En este caso aparte de los deportes ya mencionados se solía hacer mención a alguna competición de automóviles o a un raid aéreo. En el texto que reproducimos ahora el titular fue JUEGOS ATLÉTICOS y habla de que durante la mañana y la tarde se han venido verificando carreras de 100 metros que han sido ganadas por los Sres. Lame, Quintana y Aranguren. En salto de altura ha ganado Elósegui que saltó un metro 60 centímetros, y Quintana que saltó 1’58.

En la carrera de 200 metros los primeros fueron Laux, Quintana y Barrera.

El salto con pértiga Elósegui, Quintana y Barrera.

El lanzamiento de disco ha sido ganado Garnica, que lo ha lanzado a 54 metros con ambas manos.

En la carrera de 110 metros con obstáculos han ganado los Sres. Olivares y Peñalosa Después se ha verificado un combate de boxeo entre los Sres. Sanmartín y Pina. Ha ganado Pina, por cinco rounds. Finalmente se han repartido los premios, consistentes en copas de plata, objetos artísticos y medallas.

Foto de un balneario valenciano de principios del siglo XX, en concreto el de Siete Aguas. Archivo de Federico Fuertes.

Mis padres

Esta foto data del año 1951. Estamos en el mercado de Ruzafa. Al fondo la iglesia de San Valero. Mi madre lleva un ramo de flores que le ha regalado mi padre. Un hombre que me enseñó el respeto hacia las personas y la pasión por el deporte. Mi madre, nacida en Dos Aguas en 1927 me contaba cuentos de su infancia y me enseñaba a rezar. Mi padre, nacido en Chelva en 1911, se quedó huérfano a la edad de 5 años. Quería ponerme de nombre Rusvelt, Churchil, Lincoln, Giordano Bruno. Por supuesto el cura le dijo que no. Así que se decidió por el nombre de Recaredo, que era a su vez el nombre de su padre, es decir mi abuelo que solo conocí por una foto.

Yo no quería ir a la escuela. Tenía miedo al maestro. Luego fui profesor 42 años. Como cambia la vida. Ruzafa era un barrio con vida propia, con gente que venía a vender los productos del campo en carros. La calle era nuestra. No pasaban coches. El asfalto tardó aún unos cuantos años. Una acequia impedía el paso de vehículos. El tren pasaba cada cierto tiempo. Un día descarriló y dijeron que habían sido los maquis. Luego desmintieron la noticia.

Íbamos a jugar al río Turia, donde nos bañabamos en porreta, luego había que esperar a que se secara la ropa para poder volver a casa. Un día encontramos una pistola, hundida en el barro. No he podido olvidar aquel hallazgo. En el campo de fútbol jugaba el Monteolivete. Y en el mes de junio había carreras de caballos.

Teníamos miedo al hombre del saco que si que existía pues había gente muy pobre que solía llevar un saco. En el colegio, una mañana aparecieron unos sacos con la palabra milk y USA, venían de América. Cuando atracaba un barco americano, íbamos detrás de los marineros para que nos dieran un chicle o recoger las colillas que tiraban.

Hubo una pelea en una taberna que había nada más pasar la vía del tren y vinieron muchos policías. Otro día se quemó una fábriba de muebles que estaba al lado del cine Mundial. Echaban tres películas con cortes. Un día mi padre me contó que de joven había sido corredor y que había tomado parte en la Vuelta a Pie a Valencia.

Ahí empezó todo. El resto ya lo sabéis.

 

If, Rudyard Kipling, Si. Homenaje a mi padre

Hace 20 años falleció mi padre. Unos días después de haberlo enterrado en el cementerio de Chelva, junto a su padre, encontré una poesía de Rudyard Kipling que me había dedicado el día que yo nací. El texto estaba dentro de un sobre, en su mesa de despacho, dentro de una cartulina verde donde guardaba sus mejores recuerdos.

En 1947, el año de mi nacimiento las cosas en España no eran muy buenas para millones de españoles. Hambre, miseria, ejecuciones, exilio, emigración esperanza de vida en 43 años. En mi casa había un hombre y una mujer que iniciaban una andadura. El hombre había sido atleta de la FUE, boy-scout, defensor de la legalidad de la República emanada de las urnas, amante de la Naturaleza, excursionista y creyente en un mundo mejor. Ese mundo mejor debían de ser sus hijos.

Hoy día 30 de diciembre de 2017 he encontrado hace un rato aquel papel. Estaba en un sobre con fotocopias de documentos. ¿Casualidad? Así que os paso el texto que mi padre me dedicó y con el que quiero rendir homenaje a todos aquellos que luchan por un mundo mejor ayer, hoy y mañana. La poesía es de Rudyard Kipling y se titula en inglés If, en español Si. Creo que hay varias versiones de la misma. Reproduzco la que mi padre me dedicó, el 1 de junio de 1947, cuando la emoción de ser padre le embargaba

Estas son algunas de las estrofas:

Si puedes ser amante y no estar loco de amor; si consigues ser fuerte sin dejar de ser tierno,y, sitiéndote odiado, sin odiar a tu vez, luchar y defenderte;

Si puedes soportar que falseen tus palabras los picaros, para sí excitar a los tontos, y oír como sus lenguas falaces te calumnian, sin que tú mismo mientas;

Si puedes seguir digno, aunque seas popular; si consigues ser pueblo y dar consejo a los reyes, y a todos tus amigos amar como un hermano, sin que ninguno te absorba,

Si sabes meditar, observar, conocer, sin llegar a ser nunca destructor o escéptico; soñar, mas no dejar que el sueño te domine;pensar, sin ser solo un pensador;

Si puedes ser severo, sin llegar a la cólera; si puedes ser audaz, sin pecar de imprudente; si consigues ser bueno, y logras ser un sabio, sin ser moral ni pedante;

Si alcanzas el Triunfo después de la Derrota y acoges con igual calma esas dos mentiras; si puedes conservar tu valor, tu cabeza, cuando los pierdan los otros;

Entonces los Reyes, los Dioses, la Suerte y la Victoria, serán ya para siempre tus sumisos esclavos, y, lo que vale más que la Gloria y los Reyes, serán un hombre, hijo mío.

Kipling junto con Kavafis, Quevedo, Estellés, Ausias March, Miguel Hernandez, Federico García Lorca, La Fontaine, Verlaine, Rimbaud y Shakespeare forman parte de mis poetas favoritos. Feliz año 2018.

1918: la primera gran carrera en cuesta de automóviles tuvo como meta Porta Coeli

La crónica que acompaña la información de la revista Stadium nos da cuenta de aquellos héroes del volante y de aquellos coches que a principios del siglo XX con unos pilotos ataviados de trajes especiales se lanzaron por carreteras polvorientas.
Esta mañana en la Hemeroteca municipal de Valencia, 20 de diciembre de 2017, he encontrado varios textos de los periódicos valencianos que hablan de esta carrera que tuvo que suspenderse en un par de ocasiones ante el mal estado de la carretera a causa de la lluvia y que por fin se celebró el 27 de diciembre de 1918. La distancia a recorre fue de aproximadamente dos kilómetros.

Reproduzco algunas de las frases:

-Conforme el itinerario marcado, abandonamos la ciudad por las torres de Serrano, y siguiendo la línea del tranvía de Burjasot-Godella, nos encontramos poco después en la carretera de Bétera.

-Desde que entramos en la carretera de Bétera pudimos comprobar que ésta había sido reparada convenientemente, lo mismo que el trozo de la de Bétera a Serra, y la de este punto a Olocau. No podemos decir lo mismo de la carretera particular de Porta Coeli trayecto comprendido en el interior de la pinada, que pudo arreglarse mucho mejor.

-A 500 metros de la salida se situó el cronometrador del R.A.C de España don Emilio Meseguer.

-La carretera sigue siempre en cuesta, hasta cerca del kilómetro 7, donde hay un paso en curva muy angosto.

-Desde este punto al ex monasterio de Porta Coeli, que dista aproximadamente 500 metros, es una pendiente ligera, que permite a los autos pasar cómodamente.

-El juez de salida fue Vicente Marzal. En la tribuna el capitán general señor Muñoz Cobos, el presidente de la Cámara Sindical señor Ballester y el presidente del R.A.C.V señor Gargallo.

-Los propietarios de los autos nos demuestran que este deporte estaba en manos de la aristocracia y los apellidos más linajudos de la sociedad valenciana: Barón de Casa Soler, Francisco Roig, Manuel Nacher, José Cucarella y otros. Un coche costaba una fortuna. El mantenimiento del mismo y la necesidad de un chauffeur que se ocupara de la conducción venían a sumarse a la necesidad de guardar el auto en un garaje. Una actividad reservada para unos muy pocos que servía para marcar las diferencias sociales y los status sociales.

-Las marcas de autos presentes fueron: Apperson, Ford, Hispano-Suiza, Elizalde, Dodge, Fiat, Dion-Bouton y Brassier. Junto con los autos también hubo una competición reservada a motocicletas en las que se distinguió el señor Albacar.

-Una vez terminada la carrera se sirvió una comida en la que no faltó el champagne, licores, café y habanos.

El automovilismo que nació como un deporte se sportmen, raid París-Madrid, pronto pasó a ser una poderosa industria. En 1918 la carencia de gasolina a causa de la Gran Guerra hizo que en Valencia muchos autos tuvieran que utilizar como combustible alcohol rectificado. En el otoño e invierno de 1918 una colosal epidemia de gripe afectó a miles de valencianos. El temor a morir llevó a muchas familias a refugiarse en casas aisladas en el campo, e incluso en cuevas.  En las casas la falta de carbón se dejó sentir en los hogares. La emigración a Argentina fue enorme.

Otra de las actividades relacionadas con el automovilismo que estuvieron de moda en este año 1918 fue la Gymkhana que se organizaba el R.A.C.V en la Alameda y la bendición de los automóviles en la plaza de la Constitución.

Por último reseñar que el texto con el que abrimos esta crónica está tomado de la revista Stadium y que las fotos son de Luis Vidal, una generación excepcional de fotógrafos que ha perdurado hasta el presente.