Julián Ramírez García, Serrano Club Atletismo, se ha adjudicado esta mañana 17 de noviembre de 2019 la 24 edición de la Mitja Marató de Xirivella, tras hacer una auténtica exhibición de saber correr. Julián, nacido en el mes de mayo de 1971, cuenta con 48 años de edad y ha corrido como sólo pocas personas de su edad son capaces de hacerlo en el mundo.

La carrera deportiva de Julián está plagada de éxitos que siempre ha sabido dosificar con prudencia, humildad, simpatía y empatía. Es una persona con la que al hablar uno descubre que si corre mucho y bien, como es su caso, además sirve para no estar nada creído, y comprender que la virtud reside en que pasen los años y seguir corriendo, como nos dijo antes de la carrera, es un gran mensaje.Ojalá muchas personas lo imiten.

Julián hizo 1:10:32, y el siguiente clasificado 1:15:32, y fue Miguel Vázquez, otro grande de este deporte.

El día fue un tanto especial. A las diez de la mañana el tiempo era perfecto, 12 grados, 60% de humedad y viento flojo. Una hora después el viento sopló con fuerza pero muchos atletas dijeron: estoy es bueno pues nos curte de cara al maratón.

El club Peus Lleugers fue el encargado de organizar esta carrera con Prudencio Esteban al frente. Los comentarios de las personas que participaron fueron sumamente valiosos y positivos. Atletas como Juan Miguel Calvo, Manuel Herrero, David Panduro, Salvador Carbonell se impusieron en sus respectivas categorías

En mujeres hubo sorpresa y muy agradable. Ouidad Falh, la ganadora Ghizlane Assou y Maite Ortiz ofrecieron un espectáculo muy emotivo. Las tres se felicitaron mutuamente y se abrazaron con visos de nacer una gran amistad. Ghizlane fue la ganadora 1:35.55. Muy bonita la carrera de Paola Tayupanta, Elsa Serrano, Valle Flores, Alicia Mercedes por la que no pasan los años, Chelo Font, Beatriz Jiménez y María José Bataller, todas ellas subieron al podio.

Volvamos al principio. Julián es campeón de Europa y del Mundo de Maratón. El día 1 de diciembre correrá el 10K, quiere bajar de los 30 minutos. Julián nos dice que este próximo viernes estará en la gala de la Diputación y que quiere seguir corriendo muchos años.

En linea de meta hubo varios momentos muy emotivos. Por ejemplo el brindis de un hijo a su padre que falleció hace unos meses, y también el recuerdo de un corredor a un amigo que nos dejó hace unas semanas. Los atletas al llega quieren mostrar su agradecimiento y una mirada al cielo y un gesto nos muestran la dignidad de la persona y el respeto.

Una muchacha de Bolivia me habló de su país y de la gente que están matando, me dijo que corría por todas esas personas y por la paz. Un veterano me habló de su hijo que ahora vive en Chile. La carrera es un deporte de gente solidaria y amante de la vida.

Este deporte es grandioso.

Julián Ramírez en el centro de la imagen.