Sonia Ibañez Carrascosa es una mujer que practica la carrera a pie desde hace muchos años. Hace unos días conocí parte de su historia y le pedí que contara sus emociones y reflexiones sobre su vida y su lucha diaria.

Sonia padece una enfermedad incurable, cruel, que corroe el cuerpo y la mente. Van estas líneas para todas aquellas personas que padecen un mal que por el momento la ciencia no puede curar.

Sergio, un gran amigo me habló de Sonia. Hablé con Sonia y le pedí unas líneas. Así que creo que lo mejor es que Sonia os cuente sus sentimientos. Hay frases suyas para enmarcar. Pero por encima de todo creo que es una gran esposa, amante de su marido, de su familia, de su hija y de sus amigos con los que comparte carreras. Sus palabras van destinadas para todas aquellas personas que sufren.

Hola Reca, soy Sonia…te paso las respuestas a las preguntas. Ha sido complicado porque es difícil expresar los sentimientos ya que suelo pasar por muchos.

He sido y soy una persona muy nerviosa y activa, y con 8 años mis padres me apuntaron al Atletismo para ver si me relajaba y acertaron.

He conocido y conozco a muchísima gente y me encanta verles en cada carrera que voy. He visitado muchísimas ciudades y pueblos, pero en lo que a mi persona me va bien es sentirme “una más” y desconectar de todos los problemas y me siento feliz porque aunque me cueste llego.

No me marco grandes ritmos. Mi trofeo es llegar a meta, a veces me da miedo mi cabezonería…porque soy consciente de lo que tengo, pero pienso (correr duele pero no correr duele más ). No pretendo demostrar nada a nadie solo quiero seguir disfrutando de lo que más me apasiona. Hay personas que no entienden o no comprenden el porqué de este sufrimiento…pero aparte de que me encanta estaría peor, gracias a este deporte me mantiene fuerte, me ha echo conocer más mi cuerpo y mis límites, me ha echo más fuerte mentalmente y gracias a eso suelo afrontar el día a día.


Mi familia que me apoya para tirar hacia adelante y hacer que consiga mis retos. Tengo la gran suerte de que mi hija y mi marido practiquen el mismo deporte y saben lo bonito que es, mi marido siempre está ahí para todo, nunca me deja sola y siempre me da mensajes positivos como:tú eres valiente y puedes.

Que escuchen su cuerpo y si algo les gusta que por lo menos lo intenten, que no digan “no puedo”porque la mente es muy poderosa… A veces he tenido la suerte que una salida corriendo reste el medicarme y acabo mucho más contenta.

Con mucha ilusión, cada vez que me pongo el equipaje es como si dejará mis problemas atrás… muchas carreras me toca hablar conmigo misma para no caer y me digo: venga que tu puedes y esto no va a poder contigo.

Cada carrera es diferente, nunca sé cómo me va a ir por mi problema, pero la mayoría de veces corro más con la cabeza que con el físico… gracias a este deporte está demostrado que tengo menos recaídas. Así que animo a todos a hacer cualquier deporte que te haga sentir feliz.


Habrá momentos que mi cuerpo se manifieste y no pueda, pero mientras pueda seguiré haciendo lo que me gusta porque soy feliz.

Un fuerte abrazo Reca.

Anuncios