Hace hoy 31 años Valencia acogió una reunión atlética excepcional

En las pistas del pabellón de la Fonteta de San Luis a las 18 horas no cabía un alfiler. Fue el gran acontecimiento atlético del año con diferencia. Apellidos tan ilustres como Desruelles, Arqués, Lahbi, Fran O’Mara, Abascal, Délèze, Aouita, González, Coghlan.

Los valencianos estuvieron presentes gracias a Carmen García Campero, Marta Gallén, José Moya, Tony Herrador, Antonio Pérez y otros

Resultados

Pértiga: Atanas Tarev 5.41; Alberto López, 5.01,

Altura: Roland Dalhauser 2.20. Jake Jacobi, 2.10; G. Adolfo Becker 2.10

60 vallas: Javier Moracho 7.80; Carlos Salas 7.89, Joao Lima 8.10

60 mujeres: Carmen García Campero 7.71; Marta Gallén 7.88 y V. Postiguillo 7.92.

60 vallas: Ana Isabel Guerra 8.70, María José Mardomingo 8.77.

60 hombres. Ronald Desruelles 6.69, José Arquees 6.73.

800 mujeres: Montse Pujol 2.06.49; Anne Midle 2.07.06, Asunción Sinovas 2.08.08

1000 metros Faouci Lahbi 2.20.33, José Moya 2.23.96 y Tony Herrador 2.25.01

400 metros Marzena Wodjdecka 53.07 (un auténtico marrón para la época y la pista)

Longitud Estrella Roldán 6.07

Ojo a la MILLA, FRANK O’MARA 3.57.07, JOSÉ MANUEL ABASCAL 3.57.21 Y PIERRE DELEZE 3.58.7.

Y LLEGÓ el plato fuerte. EL 3000, La batalla de Maratón al lado de lo que pasó en la pista fue un juego de niños. Una carrera apasionante. El rey Said Aouita venía imbatido, dueño y señor del 1500, 3000 y 5000. Nadie en ningún continente se atrevía  a cuestionar su reinado. En València sufrió y mucho. Un toledano aguerrido y corredor de 1500 vino dispuesto a destronarlo y a falta de 60 metros el estadio se venía abajo. Primero José Luis y detrás Aouita. La llegada a meta, apoteósica. Tiempo de Said 7.49.73, tiempo de González 7.49.76, tercero Eamon Coghlan 7.50.14.

Al día siguiente, por fin los periódicos hablaron de atletismo. Un éxito también insólito. Este deporte era capaz de llenar estadios y de emocionar colectividades. La València, hoy ciudad del running, ayer ciudad de las carreras mostraba sus credenciales.

Folleto que Ferrnando Xirivella guarda como oro en paño y que nos sirve para recordar aquella tarde-noche mágica que quedó grabada en la retina de las 8.000 personas que asistieron y se emocionaron con un deporte apasionante.

Anuncios