A veces me hubiera gustado estar en sitios y momentos que debieron emocionar a espectadores y atletas. En la década de los años 20, a finales, el fútbol se había convertido en el deporte con mayor número de seguidores y de practicantes. En los campos de la ciudad de València: La Cruz, Algirós, Norte, Mestalla, Gimnástico, La Malvarrosa los fines de semana desde primera hora de la mañana hasta última de la tarde se celebraban partidos.

En ocasiones el resultado era muy abultado. Se jugaba casi sin defensas y lo que gustaba al aficionado eran los goles. Lo bueno es que las carreras a pie cada año iban a más. Primero en la Alameda y luego por decenas de barrios, en especial por el camino de Vera y el camino de Algirós y la Playa.

Esta notoriedad del atletismo hizo que algunos equipos de fútbol con potentes secciones de atletismo como el Valencia F.C, el Gimnástico, el Norte, el Huracán, Ruzafa y el Levante decidieran tener ocupados a sus aficionados, entre otras cosas para que no invadieran el terreno de juego, una costumbre que había arraigado, y para ello montaron carreras a pie. Una de ellas, la más apasionante era los relevos de 4 x100. Son muchas las referencias que podemos encontrar en la prensa en la que se nos dan los nombre de los componentes de los relevistas. Así, por ejemplo, en Mestalla el equipo del Valencia FC con Walter, Benjamín Navarro, Miguel Cólera y Francisco Navarro, se las tenía que ver con el equipo el Huracán de los Poblados Marítimos en el que estaban los Dares, García Fayos o la megaestrella José Lacomba.

Por supuesto que si el equipo que se enfrentaba al Valencia FC era el Castellón entonces los atletas invitados eran los del C.D. Castellón con José Domenech como gran figura, y en el caso del Gimnástico con el gran gimnasta Matias Calomarde.

El público se lo pasaba en grande y en la grada no faltaban las apuestas, e incluso alguna propina para el equipo de relevos que había ganado. Otros tiempos. Junto con estos esprinters también fue usual formar equipos con viejas glorias, veteranos y atletas muy conocidos como Lora, el Meló, José Andrés, Anchelós, Fayos, que habían sido noticia unos años antes dando la I Vuelta a España corriendo, o ganado la Volta a Peu a Valencia.

Podemos imaginar lo que supondría hoy por ejemplo rememorar y recuperar estas carreras a pie en los estadios valencianos, en un momento en que la Comunitat Valenciana cuenta con excelentes equipos como el Playas o el Fent Cami en hombres, y el Valencia y el Playas en mujeres. Sería apoteósico. Ahí queda el guante.

Anuncios