No todos los españoles que combatieron en Filipinas tuvieron la suerte de aquellos que componían el destacamento de Baler, y a quienes Emilio Aguinaldo concedió los pases necesarios para regresar a su país.

Desde hace unos meses me he dedicado a recopilar información sobre los valencianos que quedaron prisioneros en Filipinas. El material utilizado ha sido la prensa valenciana de los años 1899 a 1904. El hecho fue que los gobernantes españoles no se preocuparon de la suerte que corrieron aquellos soldados.

Las familias valencianas hicieron cuantas gestiones les fue posible. Recuperar a un hijo fue para muchos padres una cuestión de honor. De este modo cuando alguno de los soldados lograba embarcarse, como fue el caso de los que lo lograron en el vapor yanki San Gil en mayo de 1902 y llegar a Barcelona en el mes de junio. Estos soldados sirvieron para dar a  conocer las terribles condiciones en las que vivían aquellos miles de españoles abandonados a su suerte por aquellos que les habían dicho que defeder la patria era lo más sagrado que podían hacer.

En Filipinas murieron muchos españoles y valencianos. Pocas personas se interesaron por ellos. A diferencia de Cuba, aquel archipiélago está muy lejos, y el viaje era muy costoso. Las enfermedades, el desprecio por una parte de la población que vio en ellos al ocupante que los había torturado y expropiado de sus tierras, los malos tratos y la falta de un tratado en el que se hubiese tenido en cuenta a estos hombres desembocaron en un drama más de la historia triste de España y de sus gobernantes. Unos gobernantes que hicieron leyes para eximir a las familias ricas de enviar a sus hijos a las guerras coloniales mediante el pago de una cantidad de pesetas.

El hecho es que el valenciano José Martínez Marín, residente en Valencia, aportó a los periódicos la siguiente lista que reproduzco por si pudiera interesar a familiares, ayuntamientos, historiadores y curiosos.

Juan Bautista Pastor Marrahí, de Albaida

José Magraner, de Tabernes de Valldigna

José Burguera Cebolla, de Sueca

Pascual Saurín Ros, de Valencia

Dionisio Aranda Delán, de Albalat de la Ribera

Francisco Ribas Expósito. de Real de Montroy

Salvador Cardona, de Piles

José Pérez, de Oliva

Antonio Candela Martínez, de Jijona

Adolfo Alemán Ripoll, de Muchamiel

José García Bril, de Alicante

Antonio Sala Ibáñez, de Monforte

José Ibáñez Guarino, de Novelda

José Martínez Ruiz, de Aspe

José Pastor y José Zaragoza, de Callosa de Segura

Carlos Sola Sáez y José Riquelme, de Orihuela

Juan Bautista Pérez y José San Juan Gilabert, de Alcocer de Planes

José Jordá Andrés, de Beniarrés

José Palme Seguí, de Sorita

Anuncios