Siempre que hablo con Miguel Ángel Plaza tengo la misma impresión. Este hombre sabe hacer las cosas con humildad, sentido común y huyendo de todas las vanidades humanas. Es difícil encontrar personas con estas características.

Recuerdo una charla a tres con Martín Fiz y Miguel. Estamos en Albal y la sala está a reventar. Martín como siempre, muy comunicador. Miguel Ángel con una sonrisa en los labios, una voz pausada y una amabilidad enorme desgrana poco a poco como ha sido su vida. Nos recuerda como empezó todo. Sus primeras carreras. Sus primeros logros. Todo lo hace sin darse importancia, insistiendo en que la superación es su meta y ser feliz con su familia.

La verdad es que el atletismo mundial debe agradecer la práctica de la carrera a pie a personas como él. Campeón de España, de Europa y del Mundo en los últimos tres años. Campeón en algo más importante que los títulos. La voz campeón significa quedar dueño del campo tras una batalla, y esto es lo que ha hecho Miguel Ángel. Es el dueño del campo que surcan carreras de asfalto de 21.096 metros y 42. 195.

Miguel siempre habla del futuro con ilusión, sabedor de que unas veces se gana y otras se pierde, pero siempre se pone todo el interés en aras a conseguir nuevas metas.

Miguel Ángel ha cumplido 50 años. Atraviesa un momento excepcional. Cuenta con José Garay y con el club Cárnicas Serrano. Todo ello es muy importante. Pero cuenta también con algo esencial: la estima de miles de personas.

Recuerdo una carrera en la que vino a correr. Yo me encargaba de la locución. En Alfafar, hace dos año. Recuerdo como al presentar al personaje decenas de personas se acercaron a saludarlo. Recuerdo con que sencillez, hidalgía y saber estar atendió a todos.

Miguel Ángel Plaza con 27 años corriendo ha alcanzado la EXCELENCIA.

Anuncios