Es muy probable que muchos valencianos no sepan situar en un mapa el pueblo de LLutxent. Os ayudo. Vall d’Albaida, hacia el este, pegado a la comarca de la Safor. Construido sobre una montaña. El Montdúver y la Marzuquera lo rodean. Antiguamente estas montañas fueron fuente inagotable de recursos: pastos, caza, apicultura, madera, corcho, carboneras, palmitos para hacer escobas, losas de piedra.

Hoy los llutxentins pueden disfrutar cada año, en el mes de septiembre, con una carrera preciosa, dura y que nos permite conocer la fortaleza almohade del Castell de Xio; el castell Nou de los Pròixita, que es un palacete gótico de los siglos XIII-XIV y el monasterio dominico del Corpus Christi.

Pero también nos permite conocer a un grupo humano con una empatía extraordinaria, con una ilusión por correr que contagia, con un saber tratar a las personas, con un club de corredores y corredoras que no hace más que crecer en una población de unos 2.400 habitantes.

Este año un grupo de mujeres de LLutxent sueñan con hacer su primera maratón, la de Valencia, y se han preparado. Sueñan con llegar a meta y abrazarse entre todos, sueñan con correr años y años, carreras y carreras.

Como buenos valencianos y conocedores del alma humana, cada carrera, cada viaje, cada pueblo que visitan es motivo de comentarios, de anécdotas, de recuerdos.

El Xio de Llutxent es un club más de corredores, es cierto, pero cuando se ama la vida, la tierra que te ha visto nacer, y además eres atleta y de Llutxent tienes seguro que la alegría, la fiesta de la carrera a pie está asegurada.

Si amas la belleza de la arquitectura monumental y estar en contacto con gente buena, me permito aconsejarte que vengas a correr a este pueblo, que te pasees por sus calles, que hables con las personas y que recorras sus montañas. Te quedarás absorto ante tanta belleza.

 

Anuncios