El mes de septiembre del año 1930 se celebró una carrera muy especial, un proyecto que se concibió desde el diario el Mercantil Valenciano y cuyo eco llegó a todos los rincones de España. Nunca antes y nunca después en ninguna región o autonomía de España se ha celebrado una experiencia como aquella. Durante 14 días y 4 días de descanso algo más de una veintena de corredores tomaron parte en una descomunal carrera.

Desde Castellón hasta Alcoi, pasando por el interior de la provincia de Valencia por pueblos como Chiva, l’Alcudia, Albaida, Bocairent, Xàtiva, Algemesí estos tours, como se les llamó, lograron parar las fábricas, sacar a los niños de las aulas, lograr que la gente del campo se acercara a los caminos y en definitiva plantar la semilla de una afición que hoy goza de espléndida salud.

Los puestos de avituallamiento, los comentarios post carrera, las preciosas fotos de Luis Vidal, las bandas de música y las crónicas de los periódicos constituyen un legado de un valor enorme.
José Morant ‘El Meló’, Lora y Miguel Fortuño de Beniganim fueron algunos de los héroes de aquella epopeya.

Anuncios