Gloria Fuller 2 Gloria Fuller IMG-20160425-WA0025

Hablar de Gloria es hablar de una persona que ama la vida, que ha encontrado en la carrera a pie su paraiso perdido. Gloria es una más de esas 100.000 valencianas que practican la carrera a pie. Cada carrera es para ella una fiesta. Un punto de encuentro donde se realiza. Si muchos seres humanos se conforman con respirar, ella no, ella quiere respirar el aire de las montañas, sentirse libre, en contacto con la gente y con la naturaleza.

Extrovertida, entusista, participativa, sensible, se agarra a la vida pues sabe que todo es efÍmero y que hay vivir con intensidad cada monento. Amante de su tierra, simpática, comunicativa, sonriente son algunos de los rasgos que la caracterizan. Le he pedido que escriba unas líneas sobre ella. Me han sorprendio y me han reafirmado en la imagen que proyecta.

Saint Exupéry, el autor de Le Petit Prince, escribió en ese libro un texto en el que habla de la relación entre un zorro y un hombre, y como la amistad que nace entre ambos es a partir del conocimiento del uno con el otro. En la vida de Gloria creo que la amistad es la columna sobre la que ha edificado su personalidad. Os dejo con Gloria, con su montaña, con su libertad, con sus pasiones.

SENTADA EN MI SOFÁ AÚN ME ACUERDO DE AQUELLA NIÑA PEQUEÑA DE LES VALLS que solía ir al colegio corriendo, y volvía a casa corriendo también. Antes de empezar a ser una Corredora Popular solía andar, o bien sola o acompañada, muchos kilómetros y kilómetros por la Montaña. Cada vez iba más rápida, corriendo, andando, Hasta que un día, sin pensarlo, cada tarde al volver del trabajo y cuando el sol aún te dejaba ver, cogía las zapatillas de montaña y para allá que iba.

ME SENTÍA LIBRE EN LA MONTAÑA

Era tal el amor que tenía que incluso alguna noche me dejaba caer por la Montaña, claro está, con un frontal…jejejeje. Yo no sabía que se organizaban carreras, tampoco lo necesitaba, me sentía libre, muy libre, lo que hacía. Un día, mi amigo Juanma me dijo: ¡Coño! Ya que te gusta tanto la Montaña, porque no pruebas en apuntarte en alguna. Yo, ignorante de mi, ni sabía ni dónde ni cúando se podía apuntar en alguna. Así que mi amigo fue quien me apuntó. Mi primera carrera fue en febrero en el Trail de la Vilabella (Castellón) del 2014. Con 19 KM con un desnivel de casi 10000m, hice un tiempo de2h.19′, quedando la 9ª de mi categoría. ¿Qué sentí? Una felicidad que no cabía dentro de mí. Satisfacción… Una sensación diferente Ya no fue hasta mayo, cuando volví a competir. Desde entonces todos los fines de semana suelo estar en alguna carrera, ya sea de asfalto o de montaña

UNAS PIERNAS Y UN DORSAL

¿Porqué esta foto? por que gracias a las carreras solidarias me permiten correr con mi fiel amiga Paula. juntas, libres, sabiendo que cada zancada es un momento para mí y para ella. Saber que disfruto de lo que me gusta hacer. El running es vida y la montaña es libertad. Quiero agradecer a Corre que t’agafe, que fue mi primer club que me acogieron y a Desnivel+Trail, mi club actual. Aunque pienso que lo único que necesito son mis piernas y un dorsal, porque camisetas puede ser cualquiera

Anuncios