Había oído hablar de él. Me habían dicho que había sido ciclista, pero la verdad solo lo conocía de las carreras y del coraje que le ponía. Hace unas semanas lo pude saludar y pedirle unas líneas para el blog.

Nació en uno de los pueblos más bonitos del interior de la provincia de Valencia. Un pueblo al que es difícil llegar por carretera. Un pueblo de gente muy amable y donde en verano se vive de maravilla, y en invierno, cuando hay anticiclón, se goza de mañanas maravillosas.

Hablamos de Chera. La primera vez que estuve allí debió ser a principios de los años 60. Yo era un chico de 16 años y fuimos un grupo de amigos al pantano y lo recorrimos corriendo. Me encantó todo.

En Chera en 1972 nació nuestro ilustre personaje. En los años 70 la emigración golpeó duramente toda esta zona de Requena-Utiel. Para salir adelante había que ir a vivir o a trabajar a Requena, a 20 Kilómetros. También la enseñanza y la salud estaban condicionadas por este alejamiento y esta carretera con mil curvas.

Allí un muchacho va a escribir una página gloriosa en el deporte valenciano. Nuestro personaje se llama Álvaro Forner Muñoz y como vamos a poder conocer se ha codeado con la elite del ciclismo mundial. En su familia ya hubo un par persona que en los año 30, se dice pronto, ya amaban la bicicleta y destacaba. De este modo se explica la importancia de nacer en una familia donde el deporte forma parte de los hábitos.

La verdad es que conocer la historia de esta saga es apasionante. Nos dice mucho de la superación personal, del sacrificio, de la capacidad de resistir, de anhelar hacerse un nombre propio, de luchar en una situación difícil, lejos de los grandes centros deportivos, solo con la fuerza que da la ilusión.

Álvaro es todo un personaje. Pero lo que me ha llamado más la atención, no son sus grandes logros, que son muchos y destacados, lo que más estimo en él es el haber encontrado en la carrera a pie su paraíso perdido. Ese mundo donde se realiza plenamente. Os dejo con Álvaro que estudió en el colegio público Lucio Gil Fagoaga de Requena y que curso hasta el 5 curso de trompeta.

Foto 1

Nací en una familia de músicos

Buenos días Reca, te escribo por aquí porque mi ordenador esta off, jjj….mis inicios en el deporte fueron en mi pueblo Chera, en los años 80, de familia de músicos, mi infancia se dividió entre música y ciclismo. Mi abuelo y mi padre fueron directores de la banda S. Cecilia de Chera. Un grupo empezó a salir en bici, encabezados por German Elis, hijo de Cipriano Elis de la Hoz, corredor profesional en los años 30 quien llego a clasificarse 5° en una vuelta a España y participó varias veces en el Tour de Francia. Casado con Felicidad, una cherana…de ahí la gran afición al ciclismo en Chera. Pues bien, ese grupo se hizo cada vez mas grande y nos apuntamos casi todos los niños del pueblo. Se creó la peña ciclista Chera, donde salíamos los fines de semana de ruta, llegamos a ser 50 y pico.

foto 2

Con los mejores del mundo 

Luego se empezaron a organizar carreras por las aldeas y pueblos de la comarca Requena-Utiel y empezamos a competir. Me federé ya en edad juvenil y tras pasar por los mejores equipos de la C. Valenciana en 1999 llegué a profesionales en el Kelme-Costa Blanca en las temporadas 1999 y 2000 con Roberto Heras, Escartin, Botero, Sevilla, Aitor González, Rubiera, Gutiérrez…en ese momento el equipo era el tercero del mundo en puntos UCI.

Allí disputé muchas de las mejores carreras del mundo, la Paris-Niza, el Tour de Flandes, la Flecha Valona, la Paris-Roubaix, la Paris-Tours, la Lieja Bastonge Lieja, la Vuelta a Canadá, la Vuelta a Portugal y otras.

Foto 3

Y llegó la hora de la verdad

Luego, tras cuatro años sabáticos de deporte, por una apuesta, empecé con el running, faltaban tres meses para el maratón de Valencia de 2006 y me apunté, acabé en 3 horas 14 min y me enganché…hasta hoy, ahora es un hooby, donde me quito el gusanillo de la competición y no me ocupa demasiado tiempo en el día a día como pudiera ser con el ciclismo que necesitas mas horas…con los años he ido consiguiendo retos y marcas. 16:21 en 5000…33:41 en 10.000…1:15 en media y 2:45 en maratón. 

Foto 4

Los valores del deporte

Ahora mismo no cambio el correr por nada. Me motiva que mi hijo Pol de 6 años crezca viendo a su padre hacer deporte y me gustaría inculcarle los valores del deporte, sacrificio, compañerismo, respeto, amistad. Y en cuanto a resultados en el atletismo popular he llegado a ganar carreras: Carrera de la Joya en Requena, donde vivo ahora, subida al castillo de Chiva, San silvestre de Ribarroja, el circuito de la Serranía de carreras de montaña en su primera edición, Trail de Chera, y alguna mas….

En esta historia ya conocemos a Álvaro, ahora le toca el turno en unos días a Marcos Forner Pla, otro grande del deporte de la comarca de Requena-Utiel.

Anuncios