Etiquetas

,

Rambito, recordman mundial de abdominales, un personaje inolvidable de las carreras de los 90

Rambito, Juan Miguel López Aracil, fue todo un personaje en las carreras a pie de la década de los 90 del pasado siglo, al igual que un notable corredor. Nacido en Benidorm se le asoció mucho tiempo con la provincia de Albacete donde el acudía con frecuencia a vender sus productos en una furgoneta donde figuraba el logo Rambito.

Rambito

Rambito hacía exhibiciones de abdominales antes de dar la salida de una carrera. Al decir exhibiciones hablamos de una tanda de 500 abdominales en 13 o 14 minutos. Ello, como era de esperar, despertaba una inusitada expectación.

Rambito enlazaba, probablemente sin él saberlo con una práctica muy antigua, también asociada con la celebración de una carrera pedestre en el pasado. Así, en el siglo XIX, la celebración de una carrera en ocasiones venía precedida por la actuación de acróbatas o forzudos que ejecutaba ejercicios circenses o de levantamiento de bolas. Ello solía tener lugar en las plazas de toros, recintos cerrados donde había que pagar una entrada y cuyos beneficios se los repartían entre los actuantes. La carrera, por lo general un duelo entre dos participantes, también servía para hacer apuestas.

Rambito con rafa Martínez

Luego en el siglo XX, en las primeras décadas, hubo atletas que retaban a caballos. De este modo la llegada a un pueblo del Meló, un corredor alicantino cuyo nombre era José Moran, suscitaba un gran interés. Estos retos entre caballos y andarines se perpetuaron incluso acabada la guerra civil y Miguel Pellicer, que el buen experto en atletismo probablemente conozca, participó en los años 40 y 50 del pasado siglo, en algunas de ellas, en este caso los retos se efectuaban con la gente joven de la localidad.

Era un tiempo distinto.

Volviendo a Rambito, Juan Miguel López Aracil es ante todo un hombre con gran capacidad de comunicación, alegre, y que sabe captar la atención del público. En la década de los años 90 fue muy conocido. Antes de la carrera hacía una sesión de abdominales ante un público expectante y luego corría la prueba. Los niños y los mayores admiraban su fuerza y sobretodo las ganas de complacer al público. Sus actuaciones le valieron el récord Guiness de abdominales en 1997 y lo que el hacía, normalmente antes de una carrera, eran 500 abdominales en 13 minutos, una auténtica proeza.

Rambito 2.

Hoy pasado los años y alejado de la competición, las lesiones no perdonan, recuerda con nostalgia aquellos años y si su trabajo se lo permite acude como animador a decenas de carreras. Su presencia en el programa Son Leyenda nos evocó un tiempo cercano y un hombre capaz de levantar el ánimo y contagiar optimismo.

Las fotos que acompañan el texto me las ha pasado Rafa Martínez y Xavi Runner se ha encargado de la maquetación.

Y aquí tenéis el vídeo de la entrevista:

Anuncios