pecc82pe-adelantadojpg2

Es muy probable que muchos no tengáis idea de quién fue José María Torres Ruiz (1930-2012). Es por todo lo que este hombre hizo que estimo debe ser recordado. Empezó a correr con 49 años de edad en 1979 y dos años después fue 4º en los mundiales de veteranos en Christchurch (Nueva Zelanda). Solo este dato nos debería hacer pensar lo excepcional que fue en todo lo que hizo.

Seis años más tarde, en Budapest, se proclamó campeón de Europa de maratón de su categoría. En los mundiales de Turku en 1991 fue de nuevo cuarto. Fue campeón de España de 10.000, media maratón y maratón. Corrió con 50 años en 36 minutos el 10.000 y también con esa edad bajo de la 1hora con 19 en media maratón.

Durante muchos años la presencia de José María en una carrera era saludada por los veteranos con una enorme simpatía. José María era el dueño de una de las empresas más pujantes de la Comunitat Valenciana, Plástico Dielite. Vivía en Torrent, en un chalet en medio de naranjos donde se hizo construir una pista de tierra de algo más de medio kilómetro y una recta sobre hierba. Allí acudieron decenas de atletas, unos a entrenar, otros a pedirle trabajo, otros a ver si le podían sacar algo de dinero. José María era un gran hombre de empresa con una sensibilidad enorme.

Un problema con su columna vertebral a la que sometió a durísimos entrenamientos mermó sus posibilidades, y poco a poco aquel hombre entusiasta, generoso y buena persona vio como se tenía que alejar de un deporte al que dio todo.

En los últimos años conviví muchas horas con él. Experto en la escritura ibérica pasamos horas y horas en mi habitación de estudio hablando de los iberos.Como añoró aquellos momentos y sus viajes a Madrid para hablar con los Académicos de la Real Academia de la Lengua Española y exponerles sus opiniones.

El final de su vida fue, como todos los finales, triste. Por las mañanas una persona lo bajaba en un carrito a los Víveros a tomar el sol. Allí, curvado, en medio de los árboles recordaba sus carreras, siempre con el semblante sonriente.

Para aquellos que corren la maratón, os diré que José María me comentó que él había preparado su primer maratón haciendo despacio esa distancia previamente muchas veces. Vamos que se adelantó a su tiempo en 45 años. Un gran precursor.

En la foto José María va de rojo y lleva el dorsal 1629, a su lado está Dulce Albors con el 402 y a su izquierda Pepe Adelantado con el 415. El día que me enteré de su muerte lo sentí profundamente. Nunca este hombre buscó protagonismo alguno y siempre quiso mejorar en cada una de sus carreras. En 1981 tomamos la salida juntos, codo con codo, así se puede ver en la foto de la salida del primer maratón de Valencia, y andamos juntos un buen tramo del camino. Inolvidable.

Anuncios