11143474_1583114828620996_7997239907536617260_o

Es muy probable que muchos de vosotros no sepais dónde está este pueblo. Cuenta con unos 450 habitantes. Las calles están limpias y se respira la amabilidad de la gente buena de esta tierra. Desde hace tres años organizan una volta a peu. En la edición del pasado sábado corrieron casi 700 personas.

He de confesar que estoy enamorado de este pueblo y de las personas que organizan esta carrera: los festeros y festeras. Ponen todo el cariño del mundo. Todos trabajan para hacer de su carrera un referente y lo están logrando con la ayuda del ayuntamiento y de una ilusión colectiva.

PERSONAJES MUJERES

La ganadora fue Miriam Gregori del Kenyan Urban Way. Nos comentaba esga atleta que en agosto tiene su gran cita en Barcelona. Cristina Gallach y Sandra Pla (la hija del gran Tomás Pla), completaron el podio senior. Cristina Chorro lleva muchos años corriendo y dedicando su vida a este deporte. Fue la ganadora en veteranas A y con ella destacaron Carmen Martínez y Elena Castells. Sole Climent se impuso en veteranas B y Concha García en veteranas C.

HOMBRES

Alberto San Gil de Metaesport fue el primero en atravesar la línea de meta. Bien José Luis Almiñana y Juan Vidal. En juniors Derik Vañó primero y mismo puesto para Javier Mozos en veteranos A; Fran Velez en veteranos B y Miguel Garrido en veteranos C. Por este hombre no pasan ni los años ni los kilos.

Un párrafo aparte para Vicent Ferre, un hombre que con 74 años ya corría en la década de los años 60. Un párrafo aparte para el club L’Alcudia que preparan ya una media maratón del caci que puede marcar un antes y un después. Un párrafo aparte para Raquel Dolz que poco a poco se recupera. Un párrafo aparte para Vicent Micó, el regidor d’esports. Un párrafo aparte para los atletas locales Rafa Nogueroles, Eduardo Richart, Vicent Vicens, Elena Castells, Cati Moral y Cristina Pascual Y por último un párrafo aparte para todo un pueblo y todos cuantos acudieron a ver la prueba. Amabilidad, empatía, el placer de correr en medio de un mar de naranjos. Unos naranjos que se meten en el pueblo y que con su aroma perfuman las vidas de unas personas marcadas por el amor a su tierra, su lengua y sus costumbres.

Lo dicho Sant Joanet, un oasis de paz y laboriosidad

Anuncios