Cartel Gran fondo 2015 v2-01

1. Por el pueblo en el que vas a correr. Desde el primer metro hasta el último recibes el calor de una afición experta y generosa.

2- Por el paisaje que vas a contemplar y a los amigos con los que te vas a cruzar a lo largo del camino.

3. Por las fuentes que puedes conocer y el agua que vas a degustar. Cada fuente posee unas propiedades y todas ellas excelentes.

4. Por la fecha en que se celebra, ideal para empezar tu preparación para el medio maratón y el maratón Trinidad Alfonso.

5. Por los excelentes embutidos que puedes probar y la fabulosa gastronomía de Siete Aguas.

6. Porque es la gran carrera del verano, la que todos han corrido alguna vez en su vida, la meca, donde se junta el campeón olímpico con el atleta popular.

7. Porque puedes conocer lugares tan preciosos como la Vallesa o el barranco Malén donde hace unos años se descubrió oro.

8. Por el carácter abierto y alegre de las gente de Siete Aguas y de la Hoya de Buñol, y de la Plana de Requena- Utiel.

9.- Porque dentro de unos años les dirás a tus nietos yo de joven corrí en Siete Aguas

10. Porque cuando llegas a meta dices: esto si que es una carrera

La Anécdota

Nos remotamos al año 1989. En línea de salida Paul Kipkoech, campéon del mundo de 5000 y campeón olímpico. Unas horas antes en el Bar de Ferrer nos dice: ojalá pudiera vivir siempre aquí. Al día siguiente me voy a entrenar con él y Rono, a las 9 de la mañana. Es domingo. Ayer en Siete Aguas no cabía una aguja. Los periódicos El Pais y Marca hablan de Siete Aguas, donde acaba de correr y ganar todo un mito.

He quedado con ellos en subir al Pico de la Nevera. Rono, con molestias se para. Sigo detrás de Kipkoech que sube y me habla en inglés. Yo trato de sobrevivir. En un momento el keniano se para y me pregunta algo que no entiendo. Estamos en una zona frondosa de espesa vegetación. Como no entiendo trata de hacerse comprender con gestos y en eso descubro que me está pregutando si por allí hay leones. La cara que ha puesto para escenificarlos ha sido perfecta. Le contesto que solo hay conejos, se ríe, me mira, y de nuevo se pone a correr cuesta arriba hasta la cima.

Tiempo después me enteré de su muerte en la cárcel, acusado por la gente envidiosa que siempre están ahí. La malaria fue la causa de la pérdida de un personaje para mi inolvidable. En el año 1990 volvió a Siete Aguas, entonces fue segundo pues un tal John Nugui, pentacampeón del mundo fue primero.

 

Anuncios