Alejandra Soler.

En estos momentos Alejandra Soler, de 101 años cumplidos, es una de las mujeres más longevas de la Comunitat Valenciana, y además una de las primeras españolas que practicó atletismo. Corría el año 1933 cuando un grupo de muchachas de la FUE y de Magisterio Español decidieron saltar a los terrenos de juego donde se celebraban las competiciones atléticas, en especial en los campos de Mestalla y de Vallejo para demostrar que deseaban una sociedad en la que los hombres y las mujeres convivieran en igualdad de derechos.

En una sociedad ancestral, machista, donde la doble moral era la norma, la presencia de muchachas, la mayoría de ellas estudiantes, supuso para unos motivos de satisfacción y para otros de preocupación. Los primeros vieron en ello la llegada de un tiempo nuevo; los segundos la posibilidad de perder las esclavas que tenían en casa, sumisas, pacientes, comprensivas con sus maridos cuando estos llegaban tarde a casa, madres ejemplares, y esposas sacrificadas.

Los periodistas se dividieron. Unos consideraron el deporte como algo que no iba con la mujer española y otros, en especial médicos y profesores, vieron en ello una manera de mejorar las condiciones en las que vivían millones de mujeres, sujetas a sus padres, maridos o hermanos. La mujer no podía montar un negocio o tener una cuenta bancaria.

FUE

Alejandra Soler, que hace unos meses entrevistábamos en el programa Crono de Levante Televisión, fue una de las pioneras en el deporte y en los estudios universitarios. No le fue nada fácil.

Nos comentaba hace unos días lo importante que fue romper con las ideas establecidas. Recordaba como en la Federación Universitaria Escolar el deporte fue esencial en la formación y recordó a personajes como Usano, Lacomba, Georgakopulos, Bonet, Espert, Martí, Marín, Martínez, y tantos y tantos deportistas que destacaron en hockey, atletismo, natación, baloncesto, fútbol y otros deportes, y que muchos de ellos tuvieron que emprender el camino del exilio.

Homenaje a Juan Marín. 19/09/2013

El SALER

El grupo de deportistas de Alejandra, en el que estaban las hermanas Torres, Balier, Soler, cuando hacia bueno cogían el autobús de las 6 de la mañana que iba a la playa de El Saler, y allí a las 7 de la mañana estaban corriendo o nadando. Luego rápidamente a clase pues a las 9 abrían las aulas. Recuerda Alejandra los amigos que hizo gracias al deporte y al comentármelo me recordaba el parecido que tuvieron sus entrenes con el de los actuales aficionados al running.

En la tabla de récords femeninos de la actual C.V las primeras marcas estuvieron en posesión de este grupo de entusiastas. Corrían entonces distancias como los 60m, 80m, 150m, y la más larga los 500 metros. También estaba el lanzamiento de peso, de disco y la jabalina, y los saltos de longitud y altura. Eran otros tiempos.

LA GUERRA

En el momento que se produce el golpe de estado del general Franco, Alejandra estudia en la facultad de la calle la Nave, le falta un curso para licenciarse. Alejandra se compromete con los valores de la República y cree en la igualdad ante la ley de los hombres y las mujeres. Sabe que solo de la cooperación y de la lucha contra los privilegiados se podrá construir una nueva sociedad. Durante los años de la guerra participa en festivales deportivos para recaudar fondos para los niños que han perdido sus padres en los bombardeos, da clase para alfabetizar, espera que las potencias occidentales se den cuente de que esta guerra es solo el prólogo de la que se avecina.

El EXILIO

En 1939 atraviesa la frontera y se instala en Francia. Desde allí viajara a Stalingrado, en la Unión Soviética, donde se ocupara de los niños españoles huérfanos y vivirá la batalla que decidió el futuro de la II Guerra Mundial. Durante muchas décadas soñó con volver a España, y a Valencia, y reencontrase con sus amigos, hecho que vio realizado en la década de los 70. Vive en una casa pequeña de un barrio popular de Valencia. Ha sido homenajeada por la Universitat de Valencia y estuvo apoyando a los alumnos en la puerta del Instituto Luis Vives, coincidiendo con la Primavera Valenciana. Todos los jueves a las 12 se reúne con un grupo de amigos de la FUE y luego se van juntos a comer.

Una pionera del atletismo, una gran luchadora por la igualdad y los derechos de las mujeres. Necesitamos muchas Alejandra Soler

Alejandra Soler con Recaredo Agulló.

Entrevista a Alejandra Soler en CRONO TV:

http://videotecahtml5.es/levantetv/media/crono-22-abril-alejandra-soler

Anuncios