He entrenado a las 6 de la mañana para que no me riñeran.
Esta mujer que perdió a su padre a los 9 años, empezó a correr en 1988, cuando tan sólo un pequeño grupo de muchachas se atrevían a calzarse unas zapatillas. Marilo vive ahora por y para su hija, y combate con un valor excepcional. Desde hace 16 años es profesora y vive con pasión sus clases. Y todo lo ha conseguido a base de sacrificio, voluntad y constancia. Ha sido segunda en la Volta a Peu a Valencia, ha ganado las medias de Xirivella y Alaquàs y ha corrido todas las clásicas. Ha representado a la CV formando equipo con Mónica Pont, Inma Francisco, Guadalupe Villegas, Ángeles Tetuán, Beatriz Ferrer, María José Casinos, Beatriz Hidalgo. Pero si hay algo que me conmueve de ella es como le planta cara a las adversidades, su capacidad para soñar con un mundo mejor, su fe en sí misma, su carisma personal. Hoy está un poco alejada de la carrera pero en cuanto las cosas se arreglen la volveremos a ver feliz, espontánea, generosa, comprometida, sensible, humana y hermosamente corredora y madre. Ojala las hadas del estadio te protejan y velen por el porvenir que tanto te mereces. Esa mirada tuya al lado del ser al que más amas dice más que mil palabras.

1899627_10203665660697343_1398388999783277193_o

Anuncios